Investigaciones por el caso de la Estafa Maestra podrían ser el origen del conflicto entre legisladores de Morena en la Cámara de Diputados.

A través de redes sociales se viralizó un video en el que se observa al coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, discutir con la panista Laura Rojas.

Delgado reclamó a la presidenta de la Cámara que –supuestamente– no dio tiempo suficiente para que los diputados votaran una reserva a la Ley de Instituciones de Crédito.

Sin embargo, el origen del conflicto se produjo al interior de la propia bancada de Morena.

Fuego amigo

El conflicto se produjo luego de que los diputados aprobaron en lo general dicha ley, con la que Morena pretendía fortalecer a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

TE PUEDE INTERESAR: Morena se divide y se arma campal en San Lázaro

Sin embargo, la diputada de Morena Lidia García presentó una reserva para que la UIF no pueda solicitar la extinción de dominio de las cuentas bloqueadas. Además, propuso modificar la redacción para que la Unidad notifique por escrito a los cuentahabientes cuando sean objeto de bloqueo.

 La reserva se aprobó con 225 votos a favor por 223 en contra.

Motivos ocultos

Lidia García, quien propuso la reserva que hizo enfurecer a Delgado, podría tener motivos ocultos para debilitar a la UIF.

La legisladora por el Distrito 6 de Pachuca, Hidalgo, forma parte de la llamada Sosa Nostra. Se trata del grupo político que controla la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

estafa maestra
Lidia García, diputada de Morena

La Sosa Nostra, o Grupo Universidad, es encabezada por el expriista Gerardo Sosa Castelán. Se le conoce así por la manera mafiosa en que maneja la política tanto al interior de la UAEH como al interior en el estado. 

En el proceso electoral de 2018, la Sosa Nostra pactó con Morena para proporcionar su estructura en la entidad al partido. A cambio recibió 12 candidaturas al congreso de Hidalgo y dos a diputaciones federales.

Una de esas candidaturas fue precisamente la de Lidia García, dirigente del Sindicato de Personal Académico de la UAEH.

estafa maestra
Gerardo Sosa Castelán

Pues bien: resulta que el pasado mes de abril, la UIF congeló 226 cuentas de la UAEH. ¿El motivo? Señalamientos por lavado de dinero a través de depósitos millonarios provenientes de 22 países.

Entre mayo y junio, la Universidad logró el descongelamiento de más de 200 cuentas. Sin embargo, el titular de la UIF, Santiago Nieto, informó que permanecieron bloqueadas cuentas con 151 millones de dólares.

 

Por lo pronto, la reserva presentada por la diputada Lidia García, la UIF no tendría la facultad de solicitar la extinción de dominio de esos bienes.

¿Estafa Maestra?

En marzo, el periodista Carlos Loret de Mola informó que el bloqueo a las cuentas de la UAEH está relacionado con la llamada Estafa Maestra.

De acuerdo con el comunicador, los 151 millones de dólares depositados a las cuentas de la UAEH –provenientes principalmente de Suiza– serían producto de un pacto entre Gerardo Sosa Castelán –líder de la Sosa Nostra– y la exfuncionaria federal Rosario Robles.

De modo que el pleito en la bancada de Morena podría estar relacionado con uno de los grandes escándalos de corrupción del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Te puede interesar:  Policías salvaron a un presunto violador de ser linchado en Hidalgo