México.- El especialista en temas económicos, columnista del diario La Jornada e integrante del equipo que redactará la Constitución Moral, Enrique Galván Ochoa, propuso al Presidente electo Andrés Manuel López Obrador “la creación de un premio anual nacional a los funcionarios honestos de nuestro país, porque se lo merecen”.

Sin embargo, hay personajes cercanos al tabasqueño que bien se podrían llevar el premio al “Mayor acto de corrupción”. Por lo tanto, Contrapeso Ciudadano se dio a la tarea de elaborar un listado de los 10 nominados a dicho galardón… ¡y los nominados son!:

-Publicidad-

Napoleón Gómez Urrutia: El actual senador de Morena se “autoexilió” en Canadá desde el año 2006 por la malversación de los ahorros de los trabajadores mineros. Habría desviado hasta 50 millones de dólares a sus cuentas personales. Este lunes se dio a conocer que amenazó con huelgas a las empresas mineras con las que tenía contratos y las extorsionó hasta con 20 millones de dólares.

Félix Salgado Macedonio: También senador de Morena. En su momento, cuando fue alcalde de Acapulco (PRD), se le acusó de otorgar permisos irregulares de vivienda y fue señalado de recibir dinero para su campaña por parte de “Los Zetas”.

Armando Guadiana: A este empresario minero, hoy también legislador por Morena, se le llegó a acusar de tener vínculos con el crimen organizado. Antes de ocupar un escaño contendió por la gubernatura de Coahuila.

Rigoberto Salgado: Hoy diputado local por Morena en la Ciudad de México; cuando fue jefe delegacional en Tláhuac, fue vinculado a Felipe de Jesús Pérez, alias “El Ojos”, extinto jefe del narco en dicha demarcación. Se hallaron conexiones con la banda criminal de “Los R” y con la desaparición de 64 jóvenes en Tláhuac.  

Yeidckol Polevnsky: Actual dirigente nacional de Morena, también se le señaló como la responsable de recibir dinero a cambio de candidaturas por parte de Lázaro Mazón y José Luis Abarca. Este dinero habría tenido su origen de la organización criminal “Guerreros Unidos”, responsables de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Delfina Gómez: La hoy senadora de Morena, se vio envuelta en el mismo caso que la dirigente Yeidckol Polevnsky. Aspira a ser la “Súper Delegada” que asigne AMLO para el Estado de México, entidad donde el año pasado perdió la elección para ser gobernadora.

Marcelo Ebrard: El futuro secretario de Relaciones Exteriores, cuando fue jefe de gobierno del DF se vio envuelto en escándalos de corrupción por las deficiencias que se presentaron en la construcción de la Línea 12 del Metro. Llegó a enfrentar un proceso judicial, aunque después le absolvieron los cargos.

Alfonso Romo: Directamente de la “mafia del poder”, pero “converso” al lopezobradorismo. Beneficiario del Fobaproa, mecanismo creado por el gobierno priista supuestamente para proteger a los bancos del incumplimiento de sus deudores suscitado por crisis financieras.

Manuel Bartlett: Este longevo político se encargará de dirigir la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Sin embargo, muchos lo recuerdan por un suceso que marcó la vida política del país: la “caída del sistema” en 1988.

Rocío Nahle: “La Jefa”, como la conocen en Veracruz, será responsable de la Secretaría de Energía. La exdiputada morenista, Eva Cadena la acusó de ser la responsable de los videos donde ella solicitó recursos para Morena.  

Diez nominados. Personajes cercanos a AMLO que a partir del uno de diciembre tomarán las riendas del país.

Aunque por su pasado, todos son contendientes a llevarse el premio a “Mayor acto de corrupción”. Muchos no fueron incluidos en la lista, pero únicamente había espacio para una decena de vacantes. ¡Suerte para la próxima!

JZ