México. El presidente Andrés Manuel López Obrador, de la mano de Rocío Nahle García, dirigente de la Secretaría de Energía, sigue firme con el avance de construcción de la Refinería de Dos Bocas en Tabasco. Sin embargo, los daños ambientales siguen siendo una preocupación. 

De acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental Modalidad Regional del Instituto Mexicano de Petróleo (IMP), la creación de la obra prioritaria de López Obrador implica riesgos de inundación, sísmicos y volcánicos. 

-Publicidad-

Ahora bien, el mismo documento arroja que la edificación de la planta traerá consigo severos efectos en la calidad del agua en el estado de Tabasco. Esto, debido al despalme de terreno y la conformación de plataformas.

El aire de la región también resultará afectado. Resulta que tras la edificación de Refinería,  los procesos de operación generarán emisiones contaminantes que traerán consecuencias en la calidad de la atmósfera. 

Lo anterior sumado a que según el IMP,  la construcción y desarrollo de la Refinería llevará un periodo de tres años. Tiempo que resulta muy largo si se toma en cuenta que la vida útil de la obra parece ser de solo 20. 

Finalmente, cabe señalar que medios internacionales como Quartz, han mostrado imágenes satelitales donde se puede apreciar la desaparición de manglares a causa de la plataforma industrial de petróleo, obra que para López Obrador sigue siendo prioridad. 

ksgm

Te puede interesar:  AMLO asegura que reciente cifra de defunciones por Covid-19, fue por ajuste