A muchos el presidente Andrés Manuel López Obrador los convenció de votar por él gracias a su famosa frase «abrazos, no balazos». Sin embargo, pese a blindaje militar, continúa la violencia en México.

Y es que en todo el territorio nacional hay hasta 124 mil miembros de las Fuerzas Armadas. Incluso el propio Ejército y la Armada está a cargo de seis estados, todos gobernados por morenistas que acaban de asumir el cargo.

-Publicidad-

Con todo y que prometió que en México, casi de la noche a la mañana, se terminaría el crimen porque él llegaba al poder. Después de tres años de mandato se han registrado 97 mil 349 homicidios dolosos y 21 mil 807 desapariciones.

Entre las entidades que han recibido apoyo de la Guardia Nacional está Michoacán, quien tiene a cargo de la seguridad al general José Alfredo Ortega. Mientras que en Colima destaca el capitán de navío Manuel Llerandi Ruiz.

El estado de Guerrero continúa siendo un foco rojo en cuestiones de inseguridad, por ello nombraron al capitán de la Marina, Evelio Méndez Gómez. Pero el caso es mucho más crítico en Acapulco en donde se tuvo que nombrar al capitán Maximiliano Serrano para intentar frenar al crimen organizado.

Los otros tres son Baja California Sur, el siempre conflictivo Sinaloa y el más reciente caso: Zacatecas, el cual está hundido en una ola terrible de violencia.

PURAS PALABRAS Y CERO RESULTADOS

Hay que recordar que cuando el tabasqueño tomó el mando, hace exactamente tres años, hizo una serie de promesas que resultaron hasta cierto punto risibles.

Pero la que más llamó la atención fue que afirmó, como suele hacerlo, que en seis meses bajaría la violencia y los asesinatos en todo el país. Esto gracias a que él ofrecería programas sociales que «tendrían contentos a todos».

Al ver que era mucho más fácil decirlo que hacerlo, para 2020 puso como plazo el 1 de diciembre para «cumplirle a los mexicanos». No obstante ya tuvo dos años y la situación sigue empeorando.

Contradicciones en 3 años de gobierno de AMLO

Te puede interesar:  Revista Proceso califica de paleros a quienes marcharon contra AMLO