El martes 11 de febrero Fátima de 7 años de edad desapareció en el pueblo de Tulyehualco, alcaldía Xochimilco. Nadie la peló, pocos medios y pocas personas compartieron su foto y la alerta en redes sociales.

Pero cuando encontraron su cuerpo en Tláhuac, se hizo viral… No hubo fotos de cómo dejaron a Fátima, sin embargo, a todos nos conmovió este feminicidio. La gente de estas dos alcaldía se indignaron, no podían creer que existiera un demonio así.

Nadie lo podíamos creer.

Hoy sabemos que a Fátima la violaron, la golpearon y metieron dentro de un costal. Y
perdón, pero no es la única.

¿No recuerdan el caso de las hermanas diabólicas? La víctima se llamaba Nataly y vivía en Tamaulipas con sus hijos. Sus hermanas la violaron con un pepino, la golpearon, le rompieron el cráneo, la torturaron y asesinaron, pero no fue todo.

Además de eso, todo lo grabaron en un celular y mandaron el video a un grupo de WhatsApp de la familia. Para finalizar, la encobijaron, le rompieron todos los huesos y la amarraron a un diablito.

Su caso no se hizo viral como el de Ingrid o como el de Fátima, el gobierno del estado se hizo el loco y resulta que sólo una de sus dos hermanas quedó detenida y recibiría sólo unos años de sentencia.

También el año pasado, en noviembre de 2019, se encontró el cuerpo de una pequeñita abandonado en una carretera de Chalco.

Días después la identificaron como Fernandita y supuestamente su madre también se encontraba desaparecida. Hasta el día de hoy no se supo más del caso.

Fernandita tenía 2 años y 10 meses cuando la asesinaron. Dicen que fue su propia madre la que la abandonó y mató en complicidad con su novio.

La foto de cómo encontraron a la menor se censuró, no la hicimos viral y ahora ya nadie se acuerda que la mataron.

Fátima no es la única.

@ViryOlarte