El Papa Francisco ha protagonizado otro escándalo,m esta vez por una serie de imágenes que ya le han dado la vuelta al mundo. En ellas, se puede ver como rechaza que los creyentes besen sus manas, en especial la que tiene el anillo papal.

El hecho ocurrió durante su visita al santuario de Loreto, ahí una larga fila de feligreses se congregó en su mayoría, para saludar al Papa y poder besar sus manos, como habitualmente ocurre, sin embargo, en esta ocasión el pontífice no lo aceptó.

-Publicidad-

Los feligreses comenzaron a publicar reses sociales, que los actos del Papa Francisco son una verdadera falta de respeto a su cargo. Para muchos, el respeto al sucesor de San Pedro se demuestra besando su anillo y recuerdan que el Papa es un representante de Cristo que no debería rechazar esta reverencia.

MDJA