La historia de la humanidad nos ha ido refiriendo sobre una diversidad de eventos en los cuáles las pandemias fueron parte fundamental para el devenir histórico de sociedades, pueblos y naciones.  Diversas situaciones fueron descritas en la narrativa de griegos y romanos en la que las enfermedades manipuladas por los dioses podían hacer graves estragos en la población, todo por el juego de poder y vanidad para competir entre ellos, usando a los seres humanos en sus trivialidades

A lo ya referido, es de interés realizar una serie de anotaciones con respecto a la evolución histórica que ha tenido el entendimiento de las pandemias por parte de las diversas sociedades y culturas, si bien describieron Platón y Aristóteles (consideraba que los fenómenos astronómicos eran la razón de tales hecho), la intervención divina en este tipo de hechos, fue Tucídides quien le dio una mejor atención a partir de un evento crucial para la existencia de la cultura occidental, al referirse a ello en su obra sobre Historia de la Guerra del Peloponeso, ya que hizo una acotación por demás pertinente para considerar uno de los influjos geopolíticos que infieren en un conflicto, como lo son las enfermedades infecciosas que tiene un impacto profundo en el desarrollo de la nación y más ante la amenaza real por el expansionismo que proyectaba el imperio Persa sobre el Mar Egeo en ese momento

-Publicidad-

Tucídides explica en su obra que una enfermedad rara llegó al Puerto del Pireo proveniente de la costa africana de Etiopía, la cual se propago rápidamente entre la población y que, registros actuales, consideran que dichos eventos pudieron suscitarse alrededor del año 430 AC y cuyos efectos fueron la muerte de más de un tercio de la población a causa de fiebre Tifoidea (Samonella Tiphy). 

Este tipo de situaciones que daban la responsabilidad a los dioses como un castigo a los mortales por no responder a sus necesidades, también fueron descritas en diversos escritos de los pensadores romanos como Ovidio, Plutarco, Tito Livio o Plinio, sin embargo, Hipócrates, tuvo el primer razonamiento científico al respecto, al considerar que las pandemias eran a causa de la estaciones cálidas y húmedas, lo cuál era importante para buscar prevenir entre la población de la época, situaciones que pusieran en riesgo la estabilidad de la nación

De igual manera, durante el periodo del Imperio Romano, (161 a 180 DC), hizo su aparición la primera epidemia de Viruela, que incluso afecto al propio emperador Marco Aurelio, muriendo cerca de 5, 000 ciudadanos romanos, por tal razón la llamaron la Peste de Galeano.

Sin embargo, este tipo de fenómenos sanitarios también han tenido su presencia en otras culturas, como lo refiere la propia Biblia en el libro del Éxodo cuando Jehová da una serie de ordenamientos a Moisés y a Aarón, para proteger al pueblo de Israel por la serie de epidemias que lanzara contra el Faraón Egipcio (se considera que fue Ramsés II) y su nación y así lograr su liberación del cautiverio al que estaban sometidos

De igual manera, otros testimonios sobre las pandemias se ubica en el medievo europeo cuando la Peste Bubónica asoló Europa y mató alrededor de la mitad de la población europea a través del contagio de la pulga de las ratas que eran portadoras del bacilo de Yerson, asimismo, durante el siglo XIV, la Peste Negra o Castigo de Dios, que se propago por Europa a través del comercio marítimo proveniente de la India, impacto severamente en el número poblacional de esa región del mundo, al matar a cerca de 25 millones de personas.

En tiempos más recientes, a principios del siglo pasado, en Europa se desarrollo una cepa de gripe que fue mortal, a la que se le denominó Influenza Española, causando la muerte de 50 a 100 millones de personas a nivel mundial e incluso se ha llegando a considerar que su impacto en México durante el periodo de la Revolución fue tal, que por su causa murieron más mexicanos que por el conflicto interno que vivió la nación.

Gracias a la Revolución Industrial la evolución de la medicina ha venido en un extraordinario proceso de evolución que ha facilitado la elaboración de diversas vacunas, medicamentos y tratamientos para darle a la humanidad una mejor calidad de vida, sí la esperanza de vida a principios del siglo XX era entre los 50 a 60 años en promedio, hoy el ser humano está por encima del rango de los 75 años, con la tendencia a mejorar ese rango y en buen estado físico y mental. 

Si bien las guerra tienen su lado negativo, sus avances científicos han ido en el sentido de otorgarle un combate decisivo a todas aquellas enfermedades que por siglos representaron serios problemas a la salud pública, de ahí la importancia que la comunidad internacional le otorga a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para abatir este tipo de flagelos que aún se mantiene en algunos casos en regiones del mundo, como es el caso del Ebola en áfrica Subsahariana, como del H1N1 (Influenza que tuvo lugar en México en 2009) que en años pasados, hicieron saltar las señales de alerta de los centros biomédicos especializados para mantener la certidumbre a los estándares de salud que se han logrado tener en este siglo XXI

De ahí lo importante que significa la atención que se le debe de dar al Coronavirus proveniente de la República Popular de China, una nueva mutación de gripa, que aparentemente es por consumir animales infectados con este tipo de virus (Murciélagos), sobre todo en la antigua ciudad de Wuhan (3,500 años) capital de la Provincia de Hubei en el centro el país, entre los ríos Yangtsé y Han

En nuestros días la seguridad multidimensional está asumiendo el enorme reto de tener entre sus áreas de estudio, precisamente las pandemias y qué por razones de la conectografia del siglo XXI, la propagación de virus, es más rápida que la de siglo atrás, por tal sentido, el gobierno de los EEUU desde la Guerra Fría le ha dado una importancia total a mantenerse alerta de amenazas que violenten a su seguridad nacional a través de la salud pública, sea que provengan al interior de su Estado o del exterior, luego entonces, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, tiene esa obligación como parte de las instituciones del Estado, ser garantes de la Seguridad Nacional  y preservar su paz social

De ahí que México tiene una importante oportunidad de fortalecer sus instituciones de salud y de atención de este tipo de contingencias con sus socios comerciales de América del Norte, fortaleciendo, sus universidades, farmacéuticas e institutos; como una ventana de oportunidades para su desarrollo nacional, en un momento de incertidumbre global por la migración y este tipo de pandemias

Te puede interesar:  Empresa estatal de internet operaría a partir de 2020: AMLO