México.- Tal parece ser que el traspaso de Oribe Peralta del Club América al Club Deportivo Guadalajara, el cual causó gran polémica, tuvo que ver con temas extracancha.

La tarde de este miércoles, Peralta tuvo su presentación oficial en el conjunto rojiblanco, al momento de las preguntas con los medios, el delantero mexicano señaló que su familia y él recibieron una amenaza de secuestro, lo que influenció en su salida del conjunto azulcrema.

Asimismo, lamentó que este tipo de situaciones se viven en la Ciudad de México, donde muchas personas pasan por lo mismo.

Cabe señalar que el “Hermoso” Peralta, como es conocido, vivió durante cinco años en la capital del país, esto luego de ser transferido de Santos al América.

Te puede interesar:  Comienza la Caminata por la Verdad, se dirige al Zócalo