México. El gobierno de la Ciudad de México desconoce la inversión de al menos 118 millones de pesos que dueños del estadio de béisbol de los Diablos Rojos del México debieron pagar como contraprestación por el uso del espacio de 2015 a 2018.

El diario El Universal requirió al Instituto del Deporte de la Ciudad de México (Indeporte) mediante una solicitud la lista de las obras y trabajos que se hayan realizado con ese pago que consta de 29 millones 500 mil pesos anuales.

El Indeporte respondió que no cuentan con información sobre detalles de ese pago, mientras que la Dirección de Administración de Finanzas, como la Jefatura de Unidad Departamental de Recuperación y Conservación de Espacios Deportivos respondieron que sus respectivas áreas no generan ni poseen la información solicitada.

Recordemos que el presidente Andrés Manuel López Obrador es aficionado al béisbol, por lo que mantiene una relación muy estrecha con el propietario de los Diablos Rojos del México, Alfredo Harp Helú.

ALC

Te puede interesar:  Cinco problemas del PRI que siguen vigentes con AMLO