La nueva “Comisión de la Verdad”, encabezada por el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Alejandro Encinas, es puro atole con el dedo, pues “investigará” hechos que ya antes fueron investigados y sus resultados no tendrán efectos vinculatorios.

La nueva comisión, creada por decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación el miércoles de la semana pasada, deberá “investigar” violaciones graves a los derechos humanos cometidos entre 1965 y 1990.

-Publicidad-

Esta nueva instancia se suma a la “Comisión de la Verdad” sobre el caso Iguala creada al inicio del actual gobierno, y que luego de tres años no ha presentado resultados.

La nueva “Comisión de la Verdad” estará integrada por seis integrantes del gobierno federal y por un representante de la sociedad, el cual será elegido de entre “cinco personas expertas de reconocida calidad moral o prestigio profesional que contribuyan con el objeto de la comisión”.

Durante el sexenio de Ernesto Zedillo fue creada una Comisión de la Verdad, en la que participaron varios de los integrantes de lo que hoy es Morena, para investigar los hechos del 68.

Esta comisión solo pudo documentar cerca de 40 personas fallecidas durante la matanza del 2 de octubre.

Durante el sexenio de Vicente Fox fue creada una Fiscalía Especializada en Delitos del Pasado, mientras que la CNDH realizó una investigación de 11 años para documentar las desapariciones forzadas con motivos políticos.

¿Entonces, qué va a investigar la nueva Comisión?

JC