Desde el pasado 1 de enero, la comercialización y distribución de bolsas de plástico en la Ciudad de México quedó prohibida por la modificación que hizo el Congreso capitalino a la Ley de Residuos Sólidos, pero, principalmente, para proteger el medio ambiente.

Al no cumplir con esta nueva disposición, la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) recordó que habrá multas para quienes incumplan.

Cabe señalar que en la CDMX se generan cada día 128 toneladas de productos plásticos de un solo uso y se calcula que al año cada capitalino desecha 650 bolsas. Esto significa casi seis millones de bolsas de plástico generadas en la capital mexicana.

De acuerdo con la legislación capitalina, solo se permitirá el uso de bolsas compostables.

Pero, ¿verdaderamente se ayuda a medio ambiente?

Diversos estudios han señalado que las prohibiciones de bolsas de plástico no siempre son la mejor solución. Ya que utilizar otro tipo de bolsas podría generar nuevos problemas para el planeta.

Por ejemplo, un informe publicado en Reino Unido enfatiza que la descomposición de las bolsas compostables no ocurre de manera casera, sino que se necesita un proceso industrial.

“(Este proceso) requiere de cierta temperatura y presión, que equivale más a un tipo de composta industrial. Estas compostadoras industriales no existen, no se han construido una y necesitan de tiempo”.

Incluso, Miguel Rivas, coordinador de la campaña Plásticos de Greenpeace México, manifestó que el uso de bolsas reutilizables también son plásticas y que pronto llegarán a la basura.

“Si esa bolsa reutilizable sigue siendo de plástico, volvemos a más de lo mismo. Lo que creemos es que debe de haber una norma técnica que surja a partir de la legislación que se aprobó y tiene que definir los criterios que se necesitan para establecer qué es una bolsa reutilizable, porque de lo contrario, tenemos bolsas de polipropileno que son más gruesas, que ni siquiera existe un plan de manejo para ellas que en un año o más van a terminar en los rellenos sanitarios, tiraderos a cielo abierto, basureros y van a ser otro problema”, señaló Rivas.

Ante esto, la Agencia del Medioambiente británica determinó que la reutilización de bolsas es la mejor manera de ayudar al medio ambiente. Por lo que las bolsas de plástico deberían ser reusadas al menos cuatro veces, las de papel tres, mientras que las de algodón 131 veces.

Te puede interesar:  Sedema "heredará" 40 mdp a gobierno de Sheinbaum