México. La polémica que ha surgido debido a la cuestionable aprobación de reformar la constitución del estado de Baja California para ampliar el próximo mandato de dos a cinco años ha dado de qué hablar, puesto que mucho se ha mencionado acerca de presuntos sobornos a los diputados locales, teoría que señala al gobernador electo Jaime Bonilla.

A través de redes sociales, Fernando Belaunzarán, sacó a la luz un poco del oscuro pasado de Bonilla, quien en la década de los ochenta estuvo bajo los reflectores por sobornar a las Águilas de Mexicali para dejarse ganar en un campeonato de Béisbol. Motivo por el cual fue expulsado de por vida de la Liga de Beisbol mexicano.

Este señalamiento fue reforzado por Jorge Ramos Hernández, quien señaló a Bonilla ya que hace 30 años, siendo directivo de béisbol trampeo la final de la liga entre Los Potros de Tijuana y las Águilas de Mexicali. Asimismo Ramos señaló que el ahora gobernador electo protestó como ciudadano estadounidense “hacer guardar la Constitución gringa siendo oficial del distrito de agua en San Diego”.

Este no es el único caso en que se liga a Jaime Bonilla en negocios turbios, puesto que al destaparlo como candidato a la gubernatura de Baja California, el panista en Mexicali, Javier Gutiérrez Vidal, dijo que “Jaime Bonilla tiene muchos pendientes con los bajacalifornianos, concretamente con los mexicalenses , en su vida privada y su vida pública incluso”.

Y agregó que Bonilla tiene una investigación en el FBI, ya que “cuando fue funcionario del agua en el condado de San Diego, trae un pendiente moral con los mexicalenses aunque ya fue sancionado  por la Liga Mexicana del Pacífico por corrupto al haber comprado a jugadores de los Águilas para que sus Potros de Tijuana ganaran el campeonato”.

MEVS

Te puede interesar:  Se registran dos sismos de magnitud 4.2 en BC y Chiapas