Aunque cuando era opositiro, AMLO parecía tener la solución a todos los problemas de inseguridad en México, ahora como presidente dice que no es fácil. Asegurando que no son “tortas ahogadas”.

Lo anterior lo mencionó en la mañanera de este viernes que se llevó a cabo en la Octava Zona Naval de Puerto Vallarta. En donde habló sobre la inseguridad en México.

Combatir la inseguridad no son “tortas ahogadas”

-Publicidad-

“¿Por qué vamos a cambiar la estrategia? Claro que está complicado y es difícil, no son tortas ahogadas ni tamalitos de chipilín. Pero esto es lo que tenemos que seguir haciendo, atender las causas que originan la violencia.  Y al mismo tiempo trabajar todos los días, de manera organizada, para que haya paz y haya tranquilidad en Vallarta, Jalisco y en todo México”, dijo.

Reiteró que “nunca, un presidente, había atendido tanto, como ahora, el problema de la inseguridad y de la violencia”.

Además indicó que ejemplo de lo anterior es que tiene reuniones diarias de lunes a viernes con el gabinete de seguridad. Mismas que realiza de seis a siete de la mañana.

“Sino funcionara la estrategia nosotros seríamos los primeros, por honestidad intelectual y porque es nuestra responsabilidad, en decir ‘hay que cambiar la estrategia porque no funciona’, pero no, estos datos que estamos dando son del INEGI, no son nuestros, y el INEGI es una institución autónoma, independiente”, expuso.