La noticia es que luego de tres encuestas, el candidato oficial para la
dirigencia de Morena, Mario Delgado, pasó de estar casi 20 puntos debajo de
Porfirio Muñoz Ledo, a resultar el supuesto ganador.

Sí, así los milagros de las encuestas de la democracia del nuevo INE, el
árbitro electoral al servicio del dictador López Obrador.

-Publicidad-

Y es que la verdadera mala noticia es que esas encuestas fueron
controladas por el otrora confiable INE; el árbitro electoral que hoy es un
verdadero “árbitro vendido”.

¿Y por qué un árbitro vendido?

Elemental, porque los consejeros del INE –desde el consejero
presidente, hasta el más corrupto–, son parte de las alforjas dominadas por el
dictador López Obrador.

En otras palabras, no es cierto que haya ganado Mario Delgado, en la
tercera encuesta realizada por el INE para seleccionar al nuevo presidente de
Morena.

Lo cierto es que el árbitro electoral hizo lo que le ordenó el tirano López
Obrador; hacer presidente de morena a Mario Delgado.
Por eso, la supuesta victoria de Mario Delgado en la tercera encuesta del
INE, sólo confirma que los ciudadanos, los mexicanos todos, hemos perdida al
INE.

Y, en efecto, hoy el INE está al servicio de las transas, la simulación y
los feos “cochupos” del dictador llamado López Obrador, quien le ordenó a
sus nuevos lacayos del INE, a los consejeros, hacer presidente de Morena a su
preferido, Mario Delgado, a pesar de que el verdadero ganador hace un mes
había sido Porfirio Muñoz Ledo.

Y ese el verdadero mensaje del dictador; un mensaje que nos confirma
que en las elecciones del 2021 los mexicanos no solo veremos la más grande
de las elecciones, sino que seremos víctimas del mayor fraude de la historia.

Ese es el mensaje que hoy hemos recibidos los mexicanos; el mensaje
de que el dictador López Obrador es dueño de la voluntad de los consejeros
del INE, los mismos que de manera ilegal prohibieron el registro al partido
México Libre; los mismos que hoy hicieron presidente de Morena a la botarga
de Marcelo Ebrard.

Por eso la verdadera nota, más que la noticia –porque la nota es el fondo
y la noticia la forma–, no es la victoria de Mario Delgado como presidente de
Morena.

La verdadera noticia es la muerte del INE; esa institución del Estado a
la que –mediante chantajes y transas–, dio muerte el gobierno de López
Obrador.

Pero vamos paso a paso en el nuevo engaño del tirano AMLO.

Muchos saben que uno de los mayores eventos políticos de hoy es la
elección del nuevo presidente del partido oficial, motejado como Morena, que
estará bajo las ordenes de Mario Delgado.

Lo que pocos saben, sin embargo, es que esa supuesta victoria fue, en
realidad a los militantes de Morena y, sobre todos los mexicanos.

¿Y por qué la supuesta victoria del chiquito Mario Delgado fue un
engaño?

Porque desde Palacio, el presidente Obrador ordenó que se hiciera todo
lo necesario para echar de Morena a Porfirio Muñoz Ledo; para simular la
victoria de Mario Delgado y para derrotar a Porfirio.

Y en esa simulación el papel estelar fue del INE de Lorenzo Córdoba y
de su mafiosa pandilla de consejeros; los mismos que se vendieron al gobierno
de AMLO cumplir los caprichos del dictador para rechazar el registro de
México Libre.

Pero lo peor es que esa misma estrategia, de control vertical del INE, la
estrategia de cumplir los caprichos de AMLO –como el capricho de hacer
presidente de Morena a Mario Delgado–, será aplicada en el proceso electoral
del 2021.

Sí, los mexicanos seremos víctimas de un fraude de Estado en junio del
2021, en el que la comparsa estrella estará a cargo del INE.

Claro, a menos que todos los ciudadanos seamos capaces de vigilar cada
una de las casillas, cada uno de los votos y, sobre todo, de exhibir a cada uno
de los tramposos del INE.

¿Seremos capaces de esa defensa histórica?

Lo veremos.

Se los dije.