No es Trump, es culpa de México. Y es que aunque las declaraciones del presidente americano Donald Trump son controversiales en torno a la re-definición de terrorismo; México no ha sido contundente en seguridad. En entrevista para Contrapeso Ciudadano, la internacionalista Arlene Ramírez Uresti, indicó “que un presidente denuncie actos de terrorismo por la actividad delincuencial de nuestro país es un tema de controversia. Pero la realidad es que los grupos de narcotráfico son grupos terroristas porque atentan las condiciones humanitarias de la población”.

¿Por qué son considerados terroristas por Trump?

El marco de cooperación de las Naciones Unidos establece esa categorización. Por lo que no es el caso de que a Donald Trump se le haya ocurrido por el caso de la Familia LeBarón o por alguna otra venganza.

La realidad es que “hay una cantidad impresionantes por el narco que a veces ni nos imaginamos”. Uresti indicó que tan sólo las destinadas para la compra y venta de armamento. «Todos los grupos de crimen organizado; de acuerdo al Derecho Internacional todos son grupos terroristas».

No es Trump, es culpa de México. Y es que a pesar de las declaraciones de Trump; México no ha sido contundente en seguridad

Las actividades que tiene un grupo con actividades que además de perjudicar a la población; está yendo más allá de las fronteras del conflicto, generan una afectación más allá de sus fronteras, por lo que “eso es lo que les hace ser grupos terroristas».

“No solo violentan el Estado de Derecho del país si no también van más allá de la frontera, por lo que actividades del crimen son consideradas terroristas tales como financiamiento con recursos ilícitos; compra de armamento; el tráfico de estupefacientes; la vulneración a los derechos por trata de personas y el contrabando de armas, o sea todo lo que deriva una actividad del crimen organizado”.

Por lo anterior, se concluiría que el presidente Trump tiene el derecho norteamericano de realizar las acciones que requiera para salvaguardar los derechos  fundamentales para su nación. Por lo que decir que el señor LeBarón “es un traidor de la patria”, no es con certeza lo que se merece pues el señor “perdió a toda su familia”.

Agregó que al contrario, México no ha esclarecido el caso y que hay mucho por aclarar.

“México no dista mucho de vivir las atrocidades que vivió Colombia en sus peores momentos” lo que es preocupante.

«Lo que tendría que hacer el gobierno de México es resolver el tema de seguridad; lo que tendría que angustiarnos es que no tenemos un gobierno (llámese Calderón, Fox, Peña, AMLO o los que vengan), la falta de urgencia para resolver la seguridad pública”. Pues aseguró que no hay todavía, un año después del nuevo régimen una estrategia definida».

MR

Te puede interesar:  Fracasa estrategia de seguridad en la CDMX