En los últimos días el caso de un joven de Oaxaca, adscrito al programa Jóvenes Construyendo el Futuro, se ha convertido en tendencia, debido a que por hacer actividades en este programa, ahora está desahuciado. En este sentido, los becarios de AMLO no están construyendo su futuro.

Pedro “N” licenciado en Pedagogía, se inscribió el el programa de Jóvenes Construyendo el futuro, pensando que sería la plataforma en la que iba a adquirir experiencia. No obstante, la falta de reglas y seriedad en este programa, ahora lo tienen en coma y a punto de ser declarado como muerto.Herido grave, becario de Jóvenes Construyendo el Futuro en Oaxaca

-Publicidad-

Lo anterior, debido a que la empresa que lo aceptó dentro del programa, lo obligó a laborar como cargador de láminas. Mismas que él y otros compañeros cargaron a un camión en donde ellos también fueron transportados.

Al pasar un tope, como las láminas no estaban aseguradas, aplastaron al joven causándole varias heridas. Heridas que ya hacen que su vida sea insalvable según los médicos.

Construyendo su futuro

De acuerdo con Ángela «B», quien hizo la denuncia en redes sociales el 19 de noviembre Pedro fue enviado a realizar actividades fuera del área de trabajo. Las cuales consistían «en cargar láminas a un volteo y llevarlas a diferentes colonias a repartirlas».

 

Jóvenes no construyen su futuro

En Contrapeso Ciudadano hemos realizado varias notas en las que hemos dado cuenta de las mentiras a los Jovenes que están en búsqueda de construir un futuro. Muchos de ellos con estudios y terminan en actividades peligrosas o que simplemente no son de su ramo.

Durante una entrevista realizada por Contrapeso Ciudadano, una joven con estudios de licenciatura en sociología nos contó su experiencia en este programa, en donde pasó de ser una persona interesada en ayudar a una causa social, a ser administradora de un puesto de tepaches en el municipio de Los Reyes la Paz, Estado de México.

“Cabe mencionar que yo postulé porque en la vacante decía que era para el área de investigación y para apoyar al proyecto en términos socioculturales. Era un centro cultural en Los Reyes la Paz en donde buscaban psicólogos, comunicólogos y diseñadores. Yo entendí que era para emprender un proyecto social en el que se ayudará a personas de bajos recursos. Esto mediante cursos impartidos por los profesionistas para brindarle oportunidades a los que estuvieran interesados en los cursos”.

Estos dos casos sólo muestran que en el programa de AMLO no hay reglas y no hay seguridad de que los que están insacritos estén forjando un futuro. Al contrario, como en el caso de Pedro «N», sólo estarían exponiendo su futuro.

Te puede interesar:  EZLN arremete contra AMLO; lo exhorta a dejar de jugar con el pasado para justificar crímenes actuales