Roma, la cinta del director mexicano, Alfonso Cuarón, se llevó el Globo de Oro a Mejor Película Extranjera este domingo.

Roma fue nominada a tres candidaturas: Mejor Película en Lengua Extranjera, en representación de México, además de Mejor dirección y Guión, en la que no resultó ganadora; el Globo fue para Nick Vallelonga, Brian Currie, and Peter Farrelly por Green Book.

-Publicidad-

El drama basado en los recuerdos de infancia del cineasta con su niñera a principios de la década de 1970, rodado en blanco y negro en el barrio de la Ciudad de México (CDMX) donde creció, compitió por el premio con ‘Capernaum’ de Líbano, ‘Girl’ de Bélgica, »Never Look Away’ de Alemania y ‘Shoplifters’ de Japón.

La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, que otorga los Globos de Oro, no considera cintas extranjeras para mejor película, por lo que el Roma quedó fuera del rubro principal.

Lo anterior representa un claro triunfo para Netflix, que apoyó en primer lugar al filme pues con «bombo y platillo» se promocionó a través de la gran empresa de streaming como el único espacio en donde se presentaría la cinta del mexicano. Sin embargo, el mismo Alfonso Cuarón, a pesar de saber el acuerdo previo, intentó hacer quizá más promoción al pedirle a Netflix que compartiera el filme con Cinépolis y Cinemex, lo cual no sucedió.

¿Cuál fue el problema?

Que Roma es una producción de Netflix y «enfureció» numerosas veces a las cadenas de cine de todo el mundo por su negativa a estrenar sus películas en las salas, como una estrategia de ofrecerle ese contenido sólo a sus suscriptores. Por este motivo, por ejemplo, ante las protestas de los cines franceses, el festival de Cannes se niega a exhibir los filmes de Netflix.

Te puede interesar:  ROMA incentivó avances para trabajadoras del hogar: IMSS

El segundo problema fue que Netflix está atrayendo a importantes directores, que encuentran en la ‘chequera’ de la empresa una oportunidad para rodar películas personales y arriesgadas. En los últimos años, los hermanos Coen, Martin Scorsese o Alfonso Cuarón firmaron con esta compañía. Pero, en general, estos grandes nombres prefieren que sus filmes también se estrenen en las salas, y no sólo en el televisor de casa.

Cuarón lo sabía y se hizo «víctima» cuando soltó el tuit: “Quiero muchas más funciones en México, tenemos todas las salas que hemos podido conseguir que, tristemente, son 40. Para poner las cosas en perspectiva, en Polonia se exhibirá en 57 salas y en Corea del Sur en 50. Roma está disponible a todas las salas que la quieran exhibir”.

Netflix fue el ganador y tal parece que lo seguirá siendo, pese a que la película la dirigió Cuarón –y se llevó el premio e Mejor Director– el gigante del streaming ganó la batalla.

MO