Este lunes, el próximo titular de la Secretaría de Hacienda, Carlos Urzúa, anunció que el próximo gobierno a cargo de Andrés Manuel López Obrador nominará a Gerardo Esquivel como próximo subgobernador del Banco de México (Banxico) en sustitución de Roberto del Cueto, quien renunció a su cargo aludiendo a supuestos problemas de salud.

Sin embargo, prácticamente desde su designación como subsecretario de egresos de la Secretaría de Hacienda el próximo gobierno lopezobradorista rompió uno de los principios incluidos en los 50 lineamientos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de una política de austeridad republicana que ellos mismos diseñaron: No se contratará a familiares.

-Publicidad-

Resulta que Gerardo Esquivel es uno de los economistas más cercanos al fundador de Morena y es esposo de Graciela Márquez Colín, quien asumirá la titularidad de la Secretaría de Economía el próximo primero de diciembre.

Esquivel no es el único caso

Gerardo Esquivel no sería el único nombramiento bajo sospechas de influyentismo dentro del próximo gobierno federal.

La próxima titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, es hija de Bertha Luján Uranga, presidente del Consejo Nacional de Morena.

Otro caso es el de Irma Eréndira Sandoval, quien será la próxima secretaria de la Función Pública, quien es hermana de Pablo Amílcar Sandoval, diputado federal y expresidente de Morena en el estado de Guerrero.

También está el caso de Rosalinda López Hernández, próxima titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), hermana del gobernador electo de Tabasco, Adán Augusto López y esposa del próximo mandatario de Chiapas Rutilio Escandón Cadena.

Estos nombramientos contrastan con una de las principales promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador quien durante años se posicionó como un férreo opositor del nepotismo e influyentismo que prevaleció no solo en la administración de Enrique Peña Nieto, sino en otras administraciones como a nivel federal, estatal y municipal, y que prometió erradicarlas apenas tomara el poder.

¿Será que la cuarta transformación está en contra de la corrupción solamente cuando otros lo hacen?