Rigoberto Salgado Vázquez, en cuya administración como jefe delegacional surgió el Cártel de Tláhuac, es uno de los principales operadores de la campaña adelantada de Claudia Sheinbaum en pos de la Presidencia de la República.

Desde la sombra, Salgado Vázquez realiza todo tipo de tareas en coordinación con otros personajes que como él, han sido muy cercanos a Sheinbaum desde los tiempos en los que ella era dirigente estudiantil.

-Publicidad-

En estos días, el “narcodelegado” de Tláhuac tiene la encomienda de coordinar a un equipo de activistas que está dedicado a recabar firmas para la revocación de mandato.

Con la entrega de por lo menos 800 mil firmas, Sheinbaum quiere sacarse la espina de la derrota sufrida por Morena en las elecciones del pasado 6 de junio.

El Cártel de Tláhuac floreció durante la gestión de Rigoberto Salgado como jefe delegacional de esa demarcación, entre 2015 y 2018. Salgado permitió las actividades del grupo delictivo encabezado por Felipe de Jesús Pérez Luna, alias “El Ojos”, quien fue abatido por la Marina el 20 de junio del 2017.

A pesar de las evidencias sobre el involucramiento de Rigoberto Salgado con dicho cártel, las autoridades lo exoneraron y Morena lo premió con una diputación local, que ejerció entre 2018 y 2021.

Rigoberto Salgado aún mueve muchos hilos en la administración de Tláhuac, que sigue en manos de Morena. Y ahora, se trepó al carro de la corcholata favorita del presidente Andrés Manuel López Obrador, con toda su experiencia como operador político y financiero.

JC

Te puede interesar:  Es exceso del INE el impedir difusión de mi Segundo Informe de Gobierno: Sheinbaum