México.  En conferencia conjunta, las bancadas de Morena y del PRI de la Cámara de Diputados dijeron haber fumado «la pipa de la paz» en la guerra que mantenían por la reforma educativa del expresidente Enrique Peña Nieto.

Los coordinadores de dichos partidos reconocieron que no valía la pena y que la reforma de 2013 sí tuvo cosas útiles, aun cuando Mario Delgado juró que no quedaría «ni una coma» de esa legislación.

-Publicidad-

«Quiero destacar que hay grupos parlamentarios que impulsaron la reforma hasta hoy vigente, y tuvieron la madurez política y el compromiso con el país, de decir esto funcionó, esto no funcionó y vámonos para adelante. Entonces, estar ahorita viendo hacia atrás, a ver si quedó una coma o un punto, pues la verdad es que no vale la pena», dijo Mario Delgado, el coordinador morenista.

El coordinador priista, René Juárez reafirmó que la reforma aprobada ayer mantiene la esencia de la reforma del sexenio pasado. Anteriormente el PRI había presumido que 80 por ciento de la reforma educativa de Peña persistía en la nueva reforma del actual presidente.

No obstante, Juárez eludió contestar sobre si la reforma de Peña había sido eliminada por completo.

CA

Te puede interesar:  Monreal pide a diputados alcanzar acuerdo para evitar parálisis legislativa