El líder minero y senador por Morena, Napoleón Gómez Urrutia, anunció que está trabajando una iniciativa de ley para erradicar el esquema laboral de subcontratación, mejor conocido como outsourcing, además de otras iniciativas que buscan recuperar la libertad sindical y los derechos de los trabajadores.

Gómez Urrutia espera que la iniciativa esté lista en los próximos días, y aseguró que será presentada ante el pleno de la Cámara de Diputados.

-Publicidad-

El senador morenista detalló que esta iniciativa pretende que los trabajadores elijan en libertad, en voto secreto a sus dirigentes; se trata de eliminar los contratos de protección laboral que han sido los elementos de la explotación e injusticia laboral, que haya más justicia y haya un enlace con convenios internacionales para reivindicar la lucha laboral.

¿Qué es el outsourcing?

El outsourcing, también conocido como régimen de subcontratación o prestación de servicios, es una figura jurídica que permite a las empresas contratar a uno o varios trabajadores de manera indirecta, es decir, a través de una empresa externa.

De acuerdo con una estadística realizada por la firma Manpower, en México existen más de 2000 empresas de subcontratación laboral, pero únicamente 40 de ellas pagan impuestos y ofrecen todas las prestaciones de ley a sus trabajadores.

El artículo 15-A de la Ley Federal del Trabajo (LFT), reconoce este esquema de contratación laboral y pone una serie de condiciones entre las que se encuentran:

  • No podrá abarcar la totalidad de las actividades, iguales o similares en su totalidad, que se desarrollen en el centro de trabajo.
  • Deberá justificarse por su carácter especializado.
  • No podrá comprender tareas iguales o similares a las que realizan el resto de los trabajadores al servicio del contratante.

En México, cada vez más empresas optan por contratar a sus trabajadores a través del outsourcing ya que les representa una menor carga fiscal y reduce sus gastos de operación . Sin embargo, es común escuchar casos de trabajadores afectados por este esquema, debido a la creencia de algunas corporaciones de que la subcontratación los exime de sus responsabilidades patronales.

Aunado a esto, la mayoría de las empresas de outsourcing no cuentan con suficientes recursos económicos y materiales para cubrir sus obligaciones laborales, lo cual propicia los abusos laborales y crea la falsa perspectiva de que este esquema es ilegal.

Mineras y sector público, clientes del outsourcing

Te puede interesar:  La 4T contrata a artistas mediante outsourcing… y no les paga

En los últimos años, el outsourcing ha ido ganando terreno en nuestro país, ya que no solo la iniciativa privada se ha sumado a este régimen, sino que el propio gobierno federal ha contratado a su personal de limpieza a través de este esquema.

Además, estas empresas también están acaparando el sector minero, pues de acuerdo con el líder sindical, Carlos Pavón Campos, el 60% de los trabajadores de la industria son contratados a través de esta modalidad.

El líder sindical también acusó al hoy senador, Napoleón Gómez Urrutia, de impulsar el crecimiento del outsourcing, pues señaló que “Napito” amenazaba constantemente a los empresarios con paros y huelgas.

Solo las empresas que infringen la ley deben desaparecer: Daniela Acosta

En entrevista para Contrapeso Ciudadano, la activista Daniela Acosta señaló que hay empresas de outsourcing que tienen miles de trabajadores, pero que son las empresas más pequeñas las que infringen la ley.

“Durante la última década las administradoras de personal (outsourcings) han  tenido un crecimiento sustantivo, hay algunas que tienen decenas de miles de trabajadores, y generalmente esas “cumplen” con lo que marca la Ley Federal del Trabajo, respecto a los derechos laborales de sus trabajadores, pero casi siempre, las más pequeñas son evasores de sus responsabilidades laborales y fiscales”.

Acosta precisó que solo deben desaparecer las empresas que violan la Ley Federal del Trabajo, pero las que cumplen con sus obligaciones deben seguir operando.

Ya se reguló a esas administradoras de personal en la Reforma Laboral del 2012 […] las empresas que no cumplen con los derechos laborales de los trabajadores deben desaparecer, las que cumplen puntualmente con esos derechos pueden seguir operando”. finalizó