México. Legisladores de Morena pretenden “revivir” la Comisión Bicameral de Concordia y Pacificación (Cocopa); organismo empleado durante gobiernos priistas para traicionar al zapatismo.

La traición

La Cocopa es un órgano legislativo integrado por diputados y senadores. Se creó el 9 de marzo de 1995 para redactar una reforma constitucional que diera cumplimiento a los acuerdos entre el gobierno priista de Ernesto Zedillo y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

-Publicidad-

TE PUEDE INTERESAR. AMLO y Salinas de Gortari: 3 impactantes similitudes

En noviembre de ese año, la Comisión presentó una iniciativa que recogía los planteamientos de dichos acuerdos. Sin embargo, el gobierno priista de Zedillo traicionó al zapatismo al plantear modificaciones al documento; con lo que quedaban relegadas las reivindicaciones de los pueblos indígenas.

En 2001, el panista Vicente Fox presentó de nuevo la iniciativa original de la Cocopa. Sin embargo, en esa ocasión fueron los senadores quienes modificaron la propuesta y aprobaron una que excluía los principales planteamientos del movimiento zapatista. Como resultado, el EZLN rompió el diálogo con el gobierno. 

Buscan “revivirla” para el Tren Maya

La Cocopa nunca dejó de existir formalmente, pues cada legislatura se vuelve a integrar por nuevos diputados y senadores. Sin embargo, lleva más de una década sin actividades relevantes.

Ahora, los grupos parlamentarios de Morena planean reactivarla ante la oposición de Ejército Zapatista a la construcción del Tren Maya.

La diputada Claudia Martínez Aguilar, integrante de la Comisión, dijo que podría plantearse al EZLN un diálogo a través de la Cocopa para conseguir su anuencia sobre el proyecto de infraestructura del presidente López Obrador.

Entre las posibilidades que planteó, se encuentra la conceder la liberación de personas encarceladas por el movimiento.

¿Aceptará el EZLN dialogar con el instrumento político usado para traicionarlos hace décadas?

Te puede interesar:  Política de derechos humanos de AMLO es “incongruente”: Amnistía Internacional