¿Morena quiere o no despenalizar el aborto? Por muchos años se debatió sobre si los derechos de los hombres estaban sobre los de la mujer, lo cual afortunadamente se ha concluído que no. Pero al hablar sobre la interrupción del embarazo, todo cambia. Tal es el caso del presidente  Andrés Manuel López Obrador que se negó a hablar sobre el tema del aborto; trató de evitarlo y se limitó a decir que “se tiene que ver con cuidado, hacer consultas”. A pesar de que se exige que sea un tema de agenda.

Morena presentó una iniciativa y la mantiene congelada

No obstante, su mismo partido (Morena) ya presentó en Cámara de Diputados una iniciativa con un enfoque óptimo que permitiría despenalizar el aborto a nivel nacional. El pasado 30 de septiembre, la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, Wendy Briceño Zuloaga y la presidenta de la Comisión de Salud, Miroslava Sánchez Galván, anunciaron la presentación de una iniciativa que Francisco Cué, responsable de Vinculación Legislativa del Grupo de Información en Reproducción Elegida, A.C (GIRE), explicó en entrevista para Contrapeso Ciudadano que la iniciativa plantea una modificación al Código Penal Federal para adoptar un modelo similar al de la Ciudad de México.

Es decir, la despenalización del aborto voluntario durante las primeras 12 semanas de gestación. Además –añadió– la particularidad consiste en que se propone una reforma a la Ley General de Salud a fin de garantizar que instituciones como el IMSS, el ISSSTE, el Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas y los hospitales de la Secretaría de Salud garanticen atención a las mujeres que decidan interrumpir su embarazo de manera voluntaria.

Aunque el propio partido Morena, es el que propuso la iniciativa; es el mismo que la mantiene la iniciativa en “la congeladora”. Luego de su presentación, fue turnada a las comisiones de salud y justicia, que presiden morenistas, pero no ha sido dictaminada ni turnada al pleno.

¿Morena quiere o no despenalizar el aborto? 

La decisión seguir con embarazo se toma con respecto en dónde estamos posicionados y a lo que estamos acostumbrados. En pleno siglo 21, se piensa que se tiene que tomar la decisión en “pro de la vida”, basado en un aspecto estructural social como la penalización del aborto y más allá de lo legal, el señalamiento de la religión. Por lo que la iniciativa es una buena opción. Sin embargo no se sabe el motivo por el cual la han mantenido congelada.

La edad, condiciones o traumas psicológicos o agresiones sexuales tienen mucho que ver con el deseo de una interrupción del embarazo, misma que se dan caso de una manera clandestina, exponiendo la vida de la mujer.

Un factor importante es la planeación y la posibilidad de la interrupción. Ya que una vez que la legislación lo permita, quiera decirse que se esté en una situación real de querer abortar.

No es lo mismo estar situado bien económicamente a ser indígena o condiciones distintas que esté lejos del mundo ideal que se piensa. Entonces bajo la justificación de que el aborto debe ser una decisión personal , grupos  feministas explican que ahora lo personal es político y por eso su lucha para despenalizar el aborto.

La protagonista de la experiencia del embarazo y del aborto, es la mujer ya que es quien al final lleva el proceso biológico y psicológico enfrentando todas las barreras, políticas, sociológicas, estigmas, discriminación o señalamientos. Por lo que cabe preguntarse, ¿a quién corresponde tomar la decisión de interrumpir un embarazo?

Prevención

DIU y el DIU se han utilizado para prevenir el embarazo desde 1929. Muchas variedades de DIU se han producido en los últimos años, pero ahora el DIU Mirena es comercializado por Bayer. Este DIU libera una hormona llamada levonorgestrel (hormona progestágeno) y se ha utilizado por más de 2 millones de mujeres en Europa en los últimos 10 años. Mirena DIU, el DIU como antes, puede tener efectos secundarios.

MR

Te puede interesar:  Laura Rojas se pronunció en favor del aborto