Morena presiona al INE para que le permita recolectar firmas en papel que le permitan sustentar su solicitud de que en marzo del próximo año se lleve a cabo una consulta popular sobre revocación de mandato.

De acuerdo con los lineamientos emitidos por el INE, la recolección de firmas de apoyo se debe realizar mediante una aplicación especial, con excepción de 204  municipios marginados del país en donde se considera que aún es grave el rezago tecnológico.

-Publicidad-

Pero Morena pretende recabar todas sus firmas en papel, a sabiendas que de esa manera le será más fácil inventar respaldos, como lo hizo de cara a la consulta popular del “patito” del pasado mes de agosto.

Para que proceda la realización de la consulta sobre revocación de mandato, Morena necesita juntar cerca de dos millones 800 mil firmas, lo cual parece muy difícil de lograr.

No hay que olvidar que para sustentar la solicitud de consulta de agosto Morena fracasó en su intento, pues el INE detectó que la mayoría de firmas presentadas por el partido o eran falsas o pertenecían a personas que ya habían fallecido.

Morena impulsó un acuerdo para que el Senado le pida al INE –lo cual hizo ayer–  que acepte todas las firmas, sean en papel o a través de la app.

Sin embargo, la Ley de Revocación de Mandato es muy clara al establecer que el INE tiene la facultad de emitir lineamientos y que se debe hacer uso de la tecnología para facilitar la revisión de la autenticidad de las firmas.

Si el INE no cede a las presiones, Morena se verá en serios problemas para juntar dos millones y medio de firmas en un lapso de mes y medio, que va del próximo 1 de noviembre al 15 de diciembre.

Te puede interesar:  Ackerman llama “stalinista” a Morena por condenar abucheos a Mario Delgado