Durante la conferencia mañanera en Baja California del presidente Andrés Manuel López Obrador, la reportera Lourdes Maldonado le hizo entrega de un paquete con varios documentos que presuntamente comprueban que el candidato de Morena a la gubernatura de BC viola la ley y aunque el presidente ha estado a en contra de los “fraudes electorales”  rechazó involucrarse en ellos y contestó:

«No voy a hablar de eso, corazoncito», dijo AMLO a reportera

#Estados | Una reportera encaró al presidente por que su candidato para el gobierno de Baja California, viola el artículo 32 (incluso fue cercano de Donald Trump). ¿Cómo reaccionó el presidente? ???

Posted by Contrapeso Ciudadano on Thursday, March 28, 2019

Pero esta no es la única ocasión que AMLO no ha querido hablar sobre Bonilla, pues en 2014,  en medio del profundo descontento de los mismos militantes de Morena, por la llegada de Bonilla Valdez, incluidas renuncias de dirigentes, desbandadas y acciones de inconformidad, como el hackeo de la página web de Morena Baja California, López Obrador optó por el silencio y por dar carta abierta a todos los caprichos del poderoso empresario de radiodifusión y telecomunicaciones en el Noroeste del país pues cabe mencionar que de acuerdo con exdirigentes de Morena en BC, el vertiginoso ascenso de Bonilla como dirigente del partido en esa entidad, se debe a que su esposa, Rita Fimbres de Bonilla, es amiga de la universidad de la cónyuge de López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müeller, además de que el dirigente nacional de Morena vio en el empresario una “mina de oro” para posicionarse mediáticamente en aquella región.

¿Conflicto de interés?

Para rematar,  además de que el amigo de AMLO, también es amante del beisbol, deporte donde dirigió, entre 1982 y 1985, al equipo de la Liga Mexicana del Pacífico, Potros de Tijuana, Jaime Bonilla tuvo la doble nacionalidad (mexicana y estadounidense), entre 2000 y 2011 fungiendo como director de Departamento Agua del Distrito de Otay, en California; él mismo reconoció que pertenecía al Partido Republicano de los Estados Unidos, aunque en 2012 renunció a su nacionalidad estadounidense para recuperar sus derechos como mexicano y poder ser diputado en los comicios de ese año, parece que su lealtad todavía es para los americanos.

Bonilla apoya a  Trump y a la construcción del muro fronterizo

El periodista independiente Alfredo Álvarez presentó pruebas que indican que Jaime Bonilla Valdez,candidato por Morena al senado en Baja California, cuando fue integrante del Partido Republicano (Estados Unidos); apoyó las candidaturas de Donald Trump, John McCain y Duncan Hunter (el congresista sionista de San Diego, California que propuso en 2005 la construcción del muro fronterizo) lo cual hace más que evidente que apoya la campaña principal de Trump.

Pero ahí no para la cosa, pues el reporte señala que Bonilla también apoyó con dinero a Bob Filner, exalcalde de San Diego, del Partido Demócrata, quien terminó su carrera política tras declararse culpable en tres casos de acoso sexual que involucraba a 17 personas.

¿Corrupción?

El candidato de Morena al Senado por Baja California, Jaime Bonilla, quien se ostenta como cercano a Andrés Manuel López Obrador, despidió al periodista Jorge Díaz, sin mayores explicaciones, cuando conducía su programa “Lánzate”.

Jaime Bonilla Álvarez es un empresario que ha vivido en San Diego California y como funcionario del gobierno norteamericano fue ¡acusado de corrupción y obligado a renunciar!

Sin embargo gracias a su amistad con Andrés Manuel López Obrador, logró ser diputado federal plurinominal por el Partido del Trabajo (PT) en 2012  y ahora candidato para la gubernatura de Baja California.

Y así es como la mujer que indicó en la conferencia de AMLO , que se investigara a Jaime Bonilla porque “está violentando el artículo 32 de la Constitución en donde se dice que no se puede gobernar en un estado, territorio mexicano si es una persona extranjera”, tenía razón, pues aunque Bonilla ya renunció a su doble nacionalidad, anteriormente, violó la ley ya que el mexicano con doble nacionalidad que reside en otro país “tiene como obligación actuar jurídicamente como tal, para poder obtener los beneficios de un nacional” y éste hasta estaba acusado de corrupción además de estar favoreciendo jurídicamente a Estados Unidos al apoyar la campaña del presidente Donald Trump.

Lo que hace preguntarnos si Jaime Bonilla realmente merece un cargo público en México si  ha financiado al partido de Trump y a congresistas antimexicanos y en ese sentido no se entiende su papel como aspirante a gobernador y teniendo estas afinidades en Estados Unidos y con el mismo Andrés Manuel López Obrador.

¿Más nepotismo?

MR