En las elecciones municipales que tuvieron lugar el pasado 6 de junio en Chiapas, el PVEM rebasó a Morena al obtener el triunfo en 33 ayuntamientos, mientras que el partido guinda se quedó en segundo lugar con 26.

Morena y el PVEM se encontraban empatados con 29 presidencias municipales cada uno, pero tras los comicios de hace una semana, el partido guinda perdió tres para quedar en 26, mientras que los verdes ganaron cuatro más para quedar en 33 y convertirse, así, en la primera fuerza política a nivel municipal.

Morena perdió la elección en Chiapas, contra su aliado, el PVEM

-Publicidad-

Otro aliado de Morena, el PT, creció en Chiapas de manera inusitada, al grado de que en estos momentos solo tiene dos presidencias municipales. Pero tras los comicios de la semana pasada gobernará en 13.

Morena logró conservar las dos ciudades más importantes del estado, como son la capital, Tuxtla Gutiérrez y Tapachula. Mientras que el PVEM logró el triunfo en municipios muy importantes por su actividad económica y turística, como Ocosingo, Palenque y San Cristóbal de las Casas, en donde derrotó al partido de López Obrador.

El partido que más perdió en las pasadas elecciones fue el PAN, el cual perdió los cuatro municipios que tiene actualmente. Aunque la alianza que formó con el PRI y con el PRD ganó otros diez.

Los partidos Chiapas Unidos y Mover a Chiapas, creados a instancia del ex gobernador Manuel Velasco, también cayeron, pues de 13 municipios que gobernaban conjuntamente ahora solo lo harán en diez.

El Congreso local quedará nuevamente dominado con toda claridad por la alianza oficialista, integrada por Morena, PVEM, PT y los locales Mover a Chiapas y Chiapas Unido, la cual prácticamente se llevó carro completo.

Te puede interesar:  Candidato de Fuerza por México declinó en favor de Dolores Padierna

Algo similar ocurrió en la elección de diputados federales, en donde la alianza Morena-PVEM se llevó diez de los 13 distritos en disputa. Mientras que Morena por sí solo se quedó con los otros tres.

Lo que no deja de llamar la atención es el hecho de que el PVEM desplazó a Morena. Esto en cuanto a número de municipios a gobernar.

Hay quien dice que el gobernador, Rutilio Escandón, es moreno por fuera. Pero verde por dentro, por aquello de que el PVEM recibió más apoyo que el partido de AMLO.

No hay que olvidar que su esposa, Rosalinda López, siempre ha estado muy cerca del PVEM. Tan cerca como para haber sido su candidata al municipio de Centro, Tabasco, en las elecciones del 2015.