México.- El Movimiento Regeneración Nacional o mejor conocido como Morena, ha tenido conflictos entre sus integrantes, orillandólo a “mostrar el cobre”; dejando al descubierto que vienen del conocido Partido Revolución Democrática.

A raíz del pleito entre el senador Martí Batres y Ricardo Monreal por la presidencia del Senado se ha evidenciado la división interna dentro del partido y que realmente “Morena, no está muy unida que digamos”.

Resultado de imagen para PRD MORENA marti batres y monreal

Haciendo memoria, el ex perredista Ricardo Monreal ha tenido cierta autonomía en el partido que se encuentre, pues cuando era Jefe Delegacional en Cuauhtémoc, solicitó a integrantes del partido en la colonia San Rafael, promover el “voto útil” por Morena y darle la espalda al PRD “por abandonar los principios de la izquierda y traicionar el proyecto de transformación de México”.

“Invito a los militantes de buena fe del PRD a que se sumen a Morena y participen en la transformación de esta delegación”, afirmó Monreal Ávila, tras lo cual se comprometió a ser solidario con las organizaciones sociales en materia de gestión y desarrollo de proyectos vecinale

Por su parte, Martí Batres Guadarrama también anunció su renuncia al Partido de la Revolución Democrática, partido del cual, dijo, fue fundador y militante durante 23 años y hoy en día ambos senadores de Morena viven un desencuentro.

Martí Batres exigió a Ricardo Monreal dejar la coordinación de la bancada, mientras que Monreal se defendió y lo llamó a la unidad.

Otro ejemplo de problemas internos es el pleito entre a Alejandro Rojas Díaz Durán (apoyado por Monreal) y la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, en donde el ex consejero estatal de Morena en la Ciudad de México, Alejandro Rojas Díaz Durán, informó que la ante las instancias partidistas correspondientes por flagrantes violaciones a los estatutos, además de acusarla de imponer candidatos a su antojo, como en el caso de Miguel Barbosa en Puebla, actual gobernador electo de Puebla.

Resultado de imagen para Bertha Luján PRD

No obstante, ante la renovación de su dirigencia, Morena ha dado la oportunidad de elegir la opción de radicalizarse (con dos mujeres cargadas a la “izquierda dura”), Yeidckol Polevnsky y Bertha Luján, o al ala “más flexible” (y de las ideas más modernas de la izquierda dentro del partido) con Mario Delgado.

Así es como la disputa entre aspirantes a la dirigencia nacional de Morena, se reduce a cuatro candidatos con el mismo origen: el PRD, partido al que renunciaron para afiliarse a Morena y que ahora ya empiezan a mostrar el surgimiento de corrientes internas como ocurrió con el PRD, culminando en otro partido; Morena. 

Bertha Luján 

Luján vive en la Ciudad de México desde hace décadas y fue coordinadora en la delegación Coyoacán del Movimiento de Regeneración Nacional- que inició casi como corriente dentro del PRD– antes de que renunciará junto con López Obrador al perredismo y formaran su propio partido.

Yeidckol Polevnsky

La actual presidenta interina de Morena, Yeidckol Polevnsky también  fue perredista.

El suyo fue casi de los primeros acercamientos del PRD con líderes del sector privado, pues sucedió cuando era integrante de la dirigencia de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) .

En 2005 fue la candidata del PRD a la gubernatura del Estado de México, donde compitió y perdió frente a Enrique Peña Nieto, pese a que en esa campaña López Obrador hizo amplio despliegue proselitista en su favor, de quien es muy cercano desde entonces.

Mario Delgado

Mario Delgado  Carrillo es un economista del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y si bien es cercano a López Obrador, se formó y ha librado diversas luchas con Marcelo Ebrard, pues fue su secretario de Finanzas y secretario de Educación durante la administración del ahora canciller en la capital.

Delgado fue senador  por el PRD, partido al que estuvo afiliado desde 2005 y hasta 2015. Su salida fue también para irse a Morena, partido por el que ocupa una curul en San Lázaro. Ahora es presidente de la Junta de Coordinación Política y líder de la bancada morenista.

Alejandro Rojas Díaz Durán

Alejandro Rojas Díaz Durán es  más cercano al líder de los senadores, Ricardo Monreal, e incluso a Marcelo Ebrard, que a López Obrador. 

De los contendientes, es el único que ha pertenecido no sólo al PRD sino al PRI,  desde 1975 y hasta 1996, además de haber fundado al extinto Partido Centro Democrático (PCD) en 1999, junto con Ebrard y el mentor político de ambos, Manuel Camacho Solís.

En los años 80, siendo líder juvenil, Rojas Díaz Durán apoyó la Corriente Democrática del PRI, movimiento que a la par salió del Revolucionario Institucional, encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo y el mismo López Obrador, pero Rojas no salió del tricolor sino hasta 1996.

En pocas palabras, ¿Morena exhibe su adn perredista?

MR