México.- El pasado martes en la Cámara de Diputados, Morena puso a discusión del pleno la iniciativa de reforma para eliminar el fuero, pero ni con su amplia mayoría —y la suma de sus aliados, PT y Encuentro Social—, no alcanzaron los votos necesarios para que dicha reforma se avalara.

Por lo menos, hasta febrero de 2019, la figura del fuero constitucional (los funcionarios públicos no pueden ser procesados) se va a mantener escrita en la Constitución mexicana, gracias a que los partidos de oposición frenaron la iniciativa, porque se intentó sustituirlo por la inmunidad constitucional.

-Publicidad-

El dictamen que se presentó en el pleno  propuso la modificación de los artículos 38, 61, 108, 111 y 112 de la Carta Magna; y al mismo tiempo, la derogación de la fracción V del artículo 74.

Los legisladores de Morena únicamente obtuvieron la mayoría calificada en la modificación de tres artículos (61,74 y 108), y quedaron vigentes el 38, 111 y 112; que ya no podrán modificar hasta que inicie el segundo periodo ordinario de sesiones en el Congreso.

Del fuero a la inmunidad

Para los diputados de oposición, todo lo que presentó Morena solo fue una simulación, porque la figura del fuero, se iba a transformar en inmunidad constitucional, por tal motivo no dieron sus aprobación a la propuesta.  

Lo que plantearon los legisladores de Morena fue que los servidores públicos de alto perfil, ahora, iban a gozar de inmunidad para no ser procesados, ni detenidos de manera preventiva, tal y como sucede con el fuero.

Dicha inmunidad, que propuso Morena, abarcaría al presidente de la república, diputados, senadores, ministros de la Suprema Corte, magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, al fiscal general y a lo consejeros del Instituto Nacional Electoral; básicamente nada cambiaría, porque estos servidores públicos ya gozan del fuero.

Cuando estos cambios se sometieron a votación, 280 legisladores los avalaron, de 455 en total; pero como se trató de una reforma a la Constitución, requerían de 304 votos, como no los consiguieron desecharon la minuta que pretende reformar los artículos 38, 111 y 112.

Por su parte, los numerales 68 y 108 de la Constitución sí se reformaron, junto con la derogación a la V fracción del artículo 74, pero dichas renovaciones son inútiles, toda vez que lo más trascendente de la iniciativa de Morena no consiguió los votos de la mayoría calificada.

La incongruencia y la trampa, una vez más, arruinan una promesa del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, porque los diputados de su partido, solo intentaron transformar el fuero, y hasta él, como presidente, se iba a mantener con inmunidad constitucional; a pesar, de que para el 2021 sometería a consulta su mandato.

Sin embargo, en las consultas de la Cuarta Transformación, ya se sabe el resultado antes de que se efectúen.