México.- La Comisión Instructora del Congreso de Veracruz aprobó el dictamen en el que se declara procedente el juicio político contra el actual fiscal general de la entidad, Jorge Winckler Ortíz, acusado de los delitos de tortura y desaparición forzada.

De acuerdo con el diputado Rubén Ríos Uribe, presidente de dicha comisión, esta resolución ya se encuentra en la Secretaría del Congreso, por lo que será sometida a votación del pleno legislativo.

-Publicidad-

Ríos Uribe señaló que Winckler Ortiz será notificado de esta decisión, además de que deberá estar presente en el momento que estos dictámenes sean discutidos por el pleno.

De aprobarse el dictamen por mayoría calificada, el fiscal deberá ser separado de su cargo.

Winckler está acusado del delito de desaparición forzada en contra de Francisco Zárate Aviña, ex jefe de escoltas del ex fiscal, Luis Ángel Bravo.

De igual forma, el ex director de Servicios Periciales de Veracruz, Gilberto Aguirre Garza, lo acusa de los delitos de tortura, asociación delictuosa, incumplimiento del deber legal y abuso de autoridad.

Jorge Winckler negó las acusaciones y afirmó que acudirá a defenderse de estas el día que se discuta este dictamen.

Morena está en contra de los fiscales…. que no son sus carnales 

Si bien es cierto que las acusaciones que pesan sobre Winckler no son nuevas, la administración del morenista Cuitláhuac García parece estar empecinada en destituir al fiscal a como dé lugar.

Esto debido a que Winckler Ortiz es uno de los más cercanos colaboradores del ex gobernador panista Miguel Ángel Yunes -de quien incluso fue su abogado particular- e incluso fue catalogado por la oposición como un «fiscal carnal».

Te puede interesar:  Ramírez Cuellar obtiene licencia como diputado para ser dirigente de Morena

Sin embargo, hay que recordar que Morena ya tiene a su propio fiscal a modo, pues hace algunas semanas se ratificó a Alejandro Gertz Manero como el primer titular de la Fiscalía General de la República (FGR), y quien fue seleccionado de una terna «de cuates», pues compitió contra Bernardo Bátiz y Verónica de Gyves, ambos cercanos al presidente López Obrador.

Incluso, se rumora que el gobernador García busca remover a Winckler para imponer a su propio fiscal carnal.