MORENA: DEL DESENCANTO A… LA GUERRA CIVIL

Primero fue el desencanto de muchos universitarios, de buena parte de la comunidad artísticas y de los trabajadores del arte, además de la comunidad científica. Todos se alborotaron por la reducción presupuestal. Las cosas se calmaron cuando el Presidente Obrador dijo que fue un error casi mecanográfico el ajuste y que, por tanto, las universidades no tendrían recorte alguno, lo mismo que el Conacyt. Sin embargo, en el caso de la cultura no hay nada claro y muchos de los que pregonaban que AMLO era la solución a los escasos presupuestos para cultura, debieron tragar sapos y alacranes. Resulta que al Presidente Obrador tampoco le importa la cultura. Y los creadores tendrán que seguir picando piedra, en espera de que el Presidente los escuche.

-Publicidad-

Pero lo peor apenas estaba por venir.

 

PELEAN… HERMANOS CONTRA HERMANOS

Y, en efecto, lo peor es la guerra civil que desató la señora Tatiana Clouthier, otrora adoradora del candidato López Obrador y hoy severa crítica “del poder en un solo hombre”. La “tatis” –como le dicen sus leales–, sorprendió a propios y extraños cuando de manera pública cuestionó los modos y las formas para llevar adelante el proyecto de la Guardia Nacional. “Eso no es lo que nos prometieron en campaña”, gritó voz en cuello. El destinatario del mensaje era el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo. Y es que con el espantajo de que la Guardia Nacional es la única forma en que militares y marinos se pueden incorporar a la lucha contra el crimen, Durazo propone modificar artículos constitucionales que convierte, en los hechos, al Presidente en un monarca y a la democracia mexicana en una monarquía bananera. ¿Quién ganará en esa lucha entre hermanos?

 

Te puede interesar:  “No son los muertos de AMLO, son de México”: Juan Zepeda

EL PALCO MÁS CARO DEL MUNDO, PARA EL JR.

Y en medio de la guerra civil que se vive en Morena, un escándalo cobra relevancia; la reiterada visita del hijo menor del Presidente Obrador al palco exclusivo del dueño de Televisa, Emilio Azcárraga. Resulta que las “benditas redes” descubrieron que el pago por el trato VIP al Jr., del Presidente por parte de Televisa tiene una relación directa con el incremento de la partida presupuestal que se incluyó para la comunicación social de Obrador en 2019. ¿Y qué creen…? Que AMLO incrementa en más del 50% el presupuesto de la comunicación social de su gobierno. ¿Y eso qué significa? Que Televisa recibirá la mayor parte de la tajada. Claro, mientras tanto el palco es para el Jr.

 

LOS “TRIVAGOS” GASTALONES

Y, a propósito de excesos presidenciales, el hijo mayor del Presidente Obrador fue visto en primera fila en un juego del baloncesto más importante del mundo; la NBA. El tema no tendría nada de particular si no es porque los hijos del presidente no tienen un trabajo, de manera formal, y los viajes y los lujos alguien los tiene que pagar. ¡Claro…! A menos que también la NBA del baloncesto tenga un trato privilegiado por parte del gobierno de AMLO, para que los “Trivagos” puedan gozar de esos privilegios. Es pregunta.