En Morena se trabaja a marchas forzadas para tener listos a la brevedad posible los  “Comités de Defensa de la Cuarta Transformación”, concebidos para defender “el cambio” y “los logros” del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

Para crear esta estructura, Morena tomó como base los Comités de Defensa (CDR) de la Revolución creados en Cuba unos meses después del triunfo de la guerrilla encabezada por Fidel Castro, y que persisten hasta la fecha.

-Publicidad-

Los CDR fueron creados en septiembre de 1960 como una organización de masas con el objetivo de movilizar a los ciudadanos ante cualquier amenaza interna o externa a la revolución que había triunfado el 1 de enero de 1959.

Los CDR se dedicaron en principio a realizar tareas sociales, como alfabetizar y llevar apoyos a las comunidades rurales, pero con el tiempo se convirtieron en una poderosa herramienta de vigilancia y de detección de disidentes barrio por barrio, comunidad por comunidad.

Morena busca copiar los comités de defensa de Cuba

Morena está conformando una estructura similar, al crear comités por cada sección electoral del país y por cada colonia, tarea que está a cargo de quien era el coordinador de los súper delegados de programas sociales, Gabriel Hernández.

El ex funcionario federal, quien recientemente retomó su escaño en el Senado, se apoya en Alejandro Peña, uno de sus incondicionales que en días pasados fue nombrado por el CEN de Morena  “delegado especial para la conformación de los comités de defensa de la Cuarta Transformación”.

El bautizo de fuego de los comités de Morena sería el proceso de revocación de mandato, programado –si es que alguien logra juntar las firmas correspondientes— para marzo del próximo año.

Si se confirma que habrá proceso de revocación, los Comités de Defensa de la 4-T saldrán a las calles a llamar a la gente a ratificar el mandato de López Obrador. En parte, por eso le interesa tanto al presidente y a su partido que se convoque a un proceso de este tipo.