México.- Por si se preguntaban hasta dónde iba a llegar el dominio del partido Morena, pues la respuesta es que ya hasta está alistando una reforma al Poder Judicial de la mano de el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, quien reveló que el ex presidente Felipe Calderón presionó y amenazó al Poder Judicial de la Federación durante su gobierno. 

La intención de reformar la Corte fue anunciada por el senador de Morena, Ricardo Monreal y a los foros sobre su discusión se prevé acudan algunos ministros como Zaldívar, quien en el programa conducido por John Ackerman y Sabina Berman, transmitido en Canal 11, aseguró que incluso él mismo fue objeto de dichas presiones directamente por Calderón, aunque no entró en más detalles.

En respuesta, Calderón rechazó los señalamientos de Zaldívar y consideró que de ser cierta esta denuncia debió haberla realizado en su momento y no una década después. 

Pero ¿por qué Zaldívar se lleva tan bien con los de la 4T?

Quizá muchos no saben que el nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es nada más ni nada menos que Arturo Zaldívar, «el carnal» del círculo cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador, pues es muy amigo de la secretaría de gobernación, Olga Sánchez Cordero, además de John Ackerman, aquel que defiende a «capa y espada» a López Obrador.

Además, el ministro Zaldívar el asesorado por el abogado Netzaí Sandoval, hermano de Irma Eréndira Sandoval, quien se desempeña como secretaria de la Función Pública en el gobierno de AMLO.

 

MR