México. Ayer por la noche, decenas de gasolineras permanecieron cerradas, motivo por el que los automovilistas hicieron largas filas en las estaciones que se mantenían abiertas.

Alrededor de las 23:00, en la zona sur de Monterrey solamente una gasolinera Mobil y una Petro Seven estaban despachando gasolina con largas filas de usuarios. Todas las Oxxo Gas en esa zona estaban cerradas. En la zona centro estaban abiertas pocas gasolineras, entre éstas las ubicadas en Félix U. Gómez y M.M. de Llano, y la de Tapia y Diego de Montemayor.

De acuerdo con información de Milenio, un despachador comentó que algunas gasolinerías se abastecían con gasolina robada, misma que había dejado de llegar y desembocó en un aumento de demanda para los negocios que sí tenían producto.

Hasta el momento no hay un reporte oficial que explique la razón del desabasto.

NGF