México.- Luego de que el titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, señalara que no fue uno, sino dos “libros-bomba” los que fueron dirigidos al Senado, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, salió a desmentir dicha acusación.

Monreal aclaró que solo se trató de un artefacto explosivo, el cual detonó en la oficina de la senadora de Morena, Citlalli Hernández, pero, según él, hubo una confusión en los nombres de legisladoras.

-Publicidad-

“La primera comunicación que tuve yo fue de resguardo, y me dijeron ellos de dos senadoras. Pero eran, se confundieron, porque era la senadora Minerva Hernández y Citlalli Hernández y resulta que la senadora se llama Minerva Citlalli Hernández.

“Entonces, yo le dije al Fiscal, creo que –le dije yo– no me suena lógico, porque una es del PAN y una es de Morena, aunque las dos se apellidan Hernández, esa era el dato que me daba hasta ese momento, pero era simplemente una mala información.

“Les recuerdo que después se aclaró en la noche, ya nada más hablamos de Citlalli, pero el nombre completo es Minerva Citlalli Hernández, no de Minerva Hernández, senadora del PAN. Esa es la explicación”, mencionó Monreal.

Ante esta situación, el presidente de la Jucopo de la Cámara de Senadores señaló que se endurecerán los protocolos de vigilancia y seguridad.

EJRM

Te puede interesar:  Denuncian a Ana Guevara ante la FGR por intento de homicidio