México. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que los Estados de Jalisco y Michoacán son lo que han presentado más violencia por la desatención de los actuales gobernadores, por lo que se comprometió a combatirla, poniendo en el centro la seguridad de los ciudadanos, así lo aseguró durante su conferencia matutina del día martes.

Sin embargo, el mandatario tabasqueño afirmó que «no existe un sistema de información que reporte la incidencia delictiva diariamente; el sistema que existe es para la estadística, para tener información cada 15 días”.

¿Entonces, sí no existen tales cifras que avalen su afirmación sobre Jalisco y Michoacán, por qué lo aseguró?

De acuerdo al Semáforo Delictivo, en Jalisco se han cometido 192 homicidios y 145 en Michoacán en octubre, último mes del cual se tiene registro en la plataforma, sin embargo, Baja California cuenta 258 asesinatos, Guanajuato con 228 y el Estado de México registró 226, todos en el mismo mes.

A nivel nacional Jalisco ocupa el lugar número cuatro con 557 homicidios—registrados de enero a octubre—, sólo por detrás de Baja California con 741, Guanajuato; 735, Estado de México; 619. Michoacán se encuentra en séptimo lugar con 407 asesinatos precedido por los ya mencionados y Guerrero con 528, Chihuahua; 458. Le siguen Veracruz con 316, Ciudad de México; 297 y finalmente, Puebla registró 279 incidentes.

Cabe recordar que Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, informó el lunes pasado que interpondría una controversia constitucional en contra de la figura de los «superdelegados», que está implementando el Gobierno de la Cuarta Transformación para coordinar programas sociales y temas de seguridad en los Estados.

Te puede interesar:  Carlos Salinas y Peña Nieto no tienen relación con empresa de Juan Collado

De acuerdo con el gobernador de Michoacán, los «superdelegados» violentan la Constitución porque invaden las competencias de los poderes estatales, legal y democráticamente establecidos.

Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán

Asimismo, Enrique Alfaro, próximo gobernador de Jalisco, acusó que los «superdelegados» violan la soberanía de la entidad y el pacto federal.

«No podemos permitir que en el nuevo modelo de organización del Gobierno Federal se planteen figuras paralelas a las autoridades constitucionales y electas», declaró Alfaro.

En la reforma de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, aprobada en la Cámara de Diputados el pasado 13 de noviembre, el titular del Ejecutivo contará con las «Delegaciones de Programas para el Desarrollo», quien se encargará de coordinar e implementar los planes, programas y acciones para el desarrollo integral, funciones de atención ciudadana, supervisión de los servicios y los programas a cargo de las dependencias y entidades.

La tarde de este martes López Obrador se reunió con los 32 mandatarios estatales en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), donde rectificó y aceptó la propuesta de que los «superdelegados» no tengan la función de secretarios técnicos en el Consejo Estatal de Seguridad, que se respete la ley en cada Estado.

El Presidente de la República explicó que las funciones de los «superdelegados» sólo serán de mediación y se limitarán a entregar los apoyos económicos de los programas sociales.

Tal decisión fue celebrada por el gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro.