México. Luego de que se revelara que la Fiscalía de Nueva York en Estados Unidos busca confiscar los bienes del narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que su administración emprenderá un juicio para que los recursos no salgan de territorio nacional y sea integrados al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

En ese sentido, el mandatario aseguró que el dinero obtenido por ocho inmuebles ubicados en Guadalajara, Jalisco, según precisó la autoridad estadounidense en un comunicado, será destinado para los pueblos de México.

Los bienes de Rafael Caro Quintero, capo mexicano habrían sido comprados con ganancias provenientes de la venta ilegal de  mariguana, metanfetamina y cocaína en México y Estados Unidos, entre 1980 y marzo de 2015.

Te puede interesar:  Persiste la violencia en el país y aumenta el número de homicidios