Mundo. Un ciudadano de origen mexicano, que reside en Estados UnidosAdrián Hong Chang, lideró al grupo de 10 personas que irrumpieron en la embajada de Corea del Norte en Madrid el pasado 22 de febrero se dio avisó de la acción al FBI en Nueva York, con el objeto de facilitar el material audiovisual que supuestamente se había obtenido, según un auto judicial.

Así lo expone la causa abierta en la Audiencia Nacional española por el juez José María de la Mata, que hoy acordó levantar el secreto de la investigación, y apunta a la comisión de delitos de allanamiento de morada, detenciones ilegales, lesiones, falsificación de documentos, amenazas y robo cometidos por la organización criminal.

El suceso se dio a conocer en España el pasado 27 de febrero, cuando el diario El Confidencial publicó que un grupo de personas habían asaltado la embajada norcoreana en Madrid y habrían robado varios equipos de computo, acciones que confirmó la Policía española, aunque la representación diplomática no presentó denuncia.

Tras el asalto, en el que también fueron identificados como responsables el estadounidense Sam Ryu y el surcoreano Woo Ran Lee, Hong Chang se desplazó a Lisboa, donde tomó un vuelo que llegó a Nueva Jersey el 23 de febrero, y cuatro días después se trasladó a Nueva York y contactó con el FBI, según explica el juez español.

IZS