México. Debido a las altas tasas de violencia y crimen organizado en Guerrero, 37 escuelas permanecen cerradas, por lo que aproximadamente mil alumnos de nivel básico de los municipios de Coyuca de Catalán y Zirándaro no han comenzado el ciclo escolar 2019-2020.

Al respecto, Juan Mondragón Torres, delegado de Servicios Educativos de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) en la región de Tierra Caliente, detalló que de los 37 planteles afectados por el crimen organizado, 27 se ubican en Coyuca y 10 en Zirándaro.

Por su parte, los padres de familia de la región han solicitado, a través de redes sociales, la intervención de las autoridades para inhibir la presencia de los grupos que se mantienen confrontados y, mantener la zona en calma.

JET

Te puede interesar:  Protestas violentas en Haití; exigen renuncia del presidente