México. Tras perder la dirigencia de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres no supo sobrellevar su derrota frente a Mónica Fernández y ha lanzado varias acusaciones sobre Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado, acuándolo de imponer a Mónica en el cargo.

Una de esas acusaciones fue la de permitir de última hora la votación de miembros del Partido Encuentro Social (PES), en la elección; Batres afirmó que se hicieron maniobras para llamar a votar al PES.

Relacionado: Batres desconoce renovación de la presidencia del Senado; arremete contra Monreal

Ricardo Monreal afirma que para permitir la votación del PES, hubo acuerdo previo con Batres; relata que la líder del PES, Antonia Cárdenas Mariscal, solicitó la aprobación del presidente de la Comisión Permanente, Martí Batres  para participar de forma puntual en la elección, Monreal asegura «(Batres) Le dijo que no había inconveniente y estaba de acuerdo, a su vez, también me solicitó la anuencia par participar las cinco legisladoras en esa elección que, de manera orgánica y puntual siempre han participado con nosotros, por eso me pareció extraño descalificarlas«.

Monreal afirma que las senadoras del PES participan de forma asidua en las plenarias, por lo que tienen voz y voto en las previas a sesiones ordinarias o extraordinarias, incluso le han manifestado su motivación por reincorporarse a la bancada de Morena.

El presidente de la Jucopo, también afirma que si Batres considera que hubo irregularidades en la elección interna, es necesario hacer las denuncias correspondientes: «los señalamientos  del presidente Martí Batres deben llevarlos a la denuncia y debe tener pruebas, Ojalá él pueda avanzar, entiendo su situación«.

Con respecto a una posible tensión al interior de Morena, causada por la elección de Mónica Fernández, monreal declaró «No hay división ni fisura, sólo opiniones que respetamos y no profundizamos en división. Conozco bien este sentimiento y por eso respetamos lo que se dice. Yo soy de los clásicos: «abrazos, no balazos».

VR