Después de recibir la constancia que lo acredita como nuevo presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, agradeció a todos los militantes que confiaron en él y su proyecto, y también se dió tiempo para mandarle un mensaje al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, “México no es Venezuela”, sentenció.

Marko Cortés, será presidente del PAN de 2018 a 2021, en ese lapso espera que su partido “se convierta en una posición que defendía las libertades, señale los excesos y abusos del próximo gobierno de López Obrador”. Sin importar que su partido sólo representé un tercio de la fuerza política del país.

Nos preocupa lo que está pasando en el país, la aprobación de la Ley Orgánica de Administración Pública, transgrede la Constitución y viola la autonomía de los estados, y eso para nosotros es la prueba plena de que tenemos un gobierno electo que tiene mucho poder, pero quiere más, y eso es autoritarismo, señaló, el político michoacano.

El domingo pasado se llevaron a acabo las elecciones que le otorgaron la presidencia del Blanquiazul a Marko Cortés, pero, diversos integrantes del partido, acusaron que la votación mostró diversas irregularidades y no garantizaron resultados confiables. En fin, la mano de Ricardo Anaya vuelve a “mecer la cuna”, porque no es un secreto su cercanía con el nuevo presidente panista.

JEZ

Te puede interesar:  Polevnsky amenaza a los críticos de AMLO