México.- La segunda marcha llamada de los “fifí” fue convocada para realizarse este domingo a las 11 horas, del Ángel de la Independencia hasta el Zócalo Capitalino en donde se invitó a los ciudadanos a asistir vestidos de negro por el luto a la nueva democracia, en esta ocasión, la protesta cambió de sentido, pues ahora se manifestaron en contra de las consultas ciudadanas como método antidemocrático y desleal.

En comparación de la convocatoria de la primera marcha que tuvo más de cinco mil asistentes, (aunque no hay cifras oficiales), se estimó que ésta segunda marcha, tuvo menos de la mitad de participación que la primera.

-Publicidad-

¿Por qué no prendió la segunda marcha?

Propaganda, censura o guerra psicológica…

Al contrario de las marchas masivas que se hicieron en sexenios pasados ésta fue psicológicamente silenciada desde arriba (como dice el nuevo mandatario).

Hablamos de que el mismo presidente, Andrés Manuel López Obrador estigmatizó a su oposición como “Los Fifís”, negándoles psicológicamente el derecho de manifestarse,  el poder grupal y social como colectividades de intereses, de sentidos, de identidades, y como pueblo porque por esos motivos, la gente salió a marchar en contra de las consultas ciudadanas y la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional en Texcoco, tal como sus simpatizantes lo hicieron en su momento con sus argumentos de fraude electoral y el ecocidio al lago de Texcoco.

En ésta ocasión, se protestó en contra de una consulta sin transparencia, sin control y con la decisión tomada desde antes; la oposición de los sexenios pasados (simpatizantes de Andrés Manuel), ya no se acuerdan de haber estado en contra de los fraudes electorales.

 

Y aunque también defendieron la cancelación del NAIM por el ecocidio del lago de Texcoco, ignoran que el Tren Maya pasará por la reserva de la biosfera de Calakmul, y la destrucción de la selva para la refinería Dos Bocas.

También Condenaron el «ningún chile les embona» del expresidente Enrique Peña Nieto, pero ignoraron el «se las metimos doblada» de Taibo II.

Cabe señalar que 26 millones de mexicanos no votaron por AMLO (ni un tercio de la población registrada en el padrón electoral del INE), esos a los que el nuevo gobierno llama “Fifís” y los medios de comunicación más importantes y posicionados del país, no transmitieron la segunda marcha, al contrario de la celebración cultural del inicio de la Cuarta Transformación en el Zócalo capitalino, evento considerado por expertos como “propagandístico y populista”, respaldando así los intereses económicos y políticos de los grupos de poder, o de quien ahora tiene todo el poder: el presidente de la República.

No es una novedad el grado de influencia que tienen los medios de comunicación masivos sobre la sociedad contemporánea, provocando que quienes están polarizados o bien, quienes no empaten con la ideología de las mayorías, sean víctimas de una guerra psicológica. Casos como Alejandra Morán, fundadora de la organización «Nosotros Somos Más» y a quien bautizaron como Lady Fifí, aseguró que durante el trayecto de la marcha hubo algunos otros ciudadanos que les gritaron «reaccionarios» o «ridículos».

¿Andrés Manuel habrá propiciado el odio de sus simpatizantes a los Fifís en pleno  inicio de Cuarta Transformación Pacífica y Ordenada?

MR