Este jueves se desató un nuevo escándalo de machismo en la 4T luego de que investigaciones periodísticas revelaron que el titular del Instituto de Mexicanos en el Exterior, Roberto Valdovinos, enfrenta al menos cinco denuncias por acoso sexual y laboral

La difusión del caso dio pie a la indignación de usuarios en redes sociales, quienes crearon el hashtag #4TSinMachos para exigir la destitución del funcionario.

Sin embargo, el de Valdovinos es sólo un caso más de machismo en la 4T. Y es que, contrario a las exigencias de los tuiteros, en el actual gobierno abundan los funcionarios que incurren en conductas o comentarios misóginos:

Cónsul violador

Sin duda, el caso más grave es el del excónsul mexicano en Las Vegas, Víctor Alberto Barreras Castro; quien contaba en su historial con acusaciones de violación. Fue detenido en mayo de 2011 en Ciudad Obregón, Sonora, acusado de violar a una menor de 14 años cuando trabajaba como profesor de inglés en una secundaria. La víctima era su alumna. Luego de que la periodista Dolia Estévez destapó el caso a través de una columna; Barreras se vio obligado a renunciar al cargo a la Secretaría de Relaciones Exteriores, encabezada por Marcelo Ebrard.

TE PUEDE INTERESAR: Los escándalos diplomáticos de la 4T y Ebrard 

Caso Mireles

Otro machista de la 4T es el subdelegado del ISSSTE en Michoacán, José Manuel Mireles; quien en un acto oficial se refirió a las concubinas de los derechohabientes como “pirujas”. Días después, cambió el término, y se refirió a las mujeres como “nalguitas”.

Amenazas de Noroña  

Por su parte, el diputado federal del PT, Gerardo Fernández Noroña, se refirió a la diputada Adriana Dávila como “bocona”. Durante una visita a Tlaxcala, acusó sin pruebas a la legisladora de estar vinculada con la trata de personas. Y además, amenazó con “ponerle una chinga la próxima vez que abra la boca”.

Caso Taibo 

Otra frase tristemente célebre por su carga homofóbica, machista y misógina es la del titular del Fondo de Cultura económica, Paco Ignacio Taibo II. “¡Sea como sea se las metimos doblada, camarada!”, se mofó el escritor al referirse a su imposición en el cargo sin cumplir con los requisitos legales.

Sin embargo, el tema de fondo es que más allá de las palabras, el machismo en la 4T se manifiesta a través de políticas que perjudican a las mujeres. Cabe recordar que este gobierno canceló el programa de estancias infantiles y los refugios para mujeres vícitimas de violencia. Además, en el primer año del gobierno de AMLO, se registraron 988 víctimas de feminicidio en México; un aumento de 11% respecto al último año de gobierno de Enrique Peña Nieto.

Te puede interesar:  López Obrador clausurará el Plan Nacional de Desarrollo