El mismo presidente López ha dicho, frente a su supuesto cumplimiento de 3/4 partes de sus compromisos de campaña, que hay asignaturas pendientes en el año -sí, un año por la cortesía del presidente Peña– que lleva al frente de la cosa pública, marcado por luces y sombras.

La economía no va en la ruta del crecimiento económico; la salud afecta a los que menos tienen; la educación, ciencia y tecnología en picada y la inseguridad continúa galopando con violencia, en una pradera presta para incendiarse.

-Publicidad-

Ha destruido y pretende sepultar muchas de las instituciones por las que la última generación luchó –INE, INAI, CNDH, entre otras-, en su afán por concentrar un poder presidencial personalizado, batalla que incluyó a distinguidos personajes opositores de la izquierda que él multicita.

Ha dado el presidente un balance desbalanceado, su versión, su doble discurso, sus creencias y sus deseos, en los campos del poder nacional, con la confusión en las seguridades pública, interior y nacional.

Llamo la atención sobre un tópico difundido en redes, de una entrevista periodística que habla sobre las fuerzas armadas (FFAA), la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina-Armada de México.

Un inconsciente muy consciente, se ha manifestado: “si por mi fuera -afirma el presidente- yo desaparecía al ejército y lo convertía en Guardia Nacional…no lo puedo hacer porque hay resistencias, pero el paso que dimos ya es importante…para la reconversión de soldados y marinos…”.

¿Qué ocurrió con el presidente? ¿No que iban bien sus relaciones con las ffaa? ¿No que sus elementos no son criminales ni corruptos, sino pueblo uniformado, con valores, leales y bien formados? ¿Es bipolar el presidente? ¿Qué lo detiene en la decisión de cancelarlos? ¿No desea competencia alguna, en el corazón de los mexicanos? Las ffaa son las únicas que mantienen un rango superior al 80% en la aceptación de la opinión pública. Porcentaje muchas veces superior al del presidente y son -soldados, marinos y pilotos-, el único obstáculo para que la delincuencia organizada no controle el país como si fuera el muro de Trump, sino una gran plaza bajo el poder de facto delincuencial.

Te puede interesar:  Se prevé arribe más sargazo en costas mexicanas

¿Para qué necesita a las ffaa? No para sembrar árboles o construir un aeropuerto, no para combatir incendios o el sargazo, ni apoyar en desastres, ni para enfrentar migrantes o a la delincuencia, sino para consolidar su poder personal, ¿no le dijo a la guardia nacional en su arranque formal, que de ellos depende la 4T? ¿Una guardia pretoriana?¿Estará probando la resistencia de las ffaa? ¿Cuáles sus temores, sus dudas, su desconfianza? ¿Se terminó la luna de miel? ¿O es un simple pleito, berrinche u ocurrencia en el jardín del edén? ¿Sabrá el presidente López de la molestia en las ffaa que sus malos dichos causan?

Las ffaa son de probada lealtad institucional, de gran formación doctrinaria y experiencia profesional, con gran respeto al estado de derecho y una convencida defensa por servir a México; en todos y cada uno de los elementos de las ffaa, existe amor a la patria, no se confunda ciudadano presidente.