Este primero de septiembre, Andrés Manuel López Obrador dará su primer Informe de Gobierno, aunque desde hace 12 años dejó de ser un requisito que el presidente de la República acuda al Congreso para hacer público dicho informe. 

De acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, “a la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo del Congreso asistirá el Presidente de la República y presentará un informe por escrito, en el que manifieste el estado general que guardan el gobierno y la administración pública del país”. De esta manera el mandatario mexicano sólo está obligado a presentarlo por escrito, pero no a comparecer ante el Legislativo.

La comparecencia ante el Congreso para dar el Informe de Gobierno viene desde 1825, cuando Guadalupe Victoria fue presidente de la República. 

Desde entonces, han habido momentos emblemáticos en estos eventos que quedaron enmarcados para la posteridad, que van desde broncas, llantos y hasta peleas.

Por ejemplo ¿cómo olvidar aquella vez en que Marco Rascón se puso una máscara de cerdo y protestó durante el informe de Zedillo en el 96? Este hecho desató la furia de los priístas debido a que la solemne ceremonia se convirtió en un completo desorden. Este acto de protesta le costo a Rascón ser excluido de la vida política. «Hubo un acuerdo previo con Zedillo por parte AMLO ya que el RpRD no interpelaría o haría alfo similar» señaló recientemente en una entrevista. 

 

Las lágrimas

En su último Informe de Gobierno, el presidente José López Portillo dio una cátedra de oratoria y actuación que hubiera opacado al mismo Marlon Brando, cuando impresionó a todos los espectadores al emocionarse hasta las lágrimas.

La historia lo recuerda por ese momento en el que anunció la nacionalización de la banca, pidiendo perdón por el desastre económico que marcó su sexenio, cuando había prometido mantener «estable» al peso. 

 

El abucheo

Vicente Fox, quien en 2005 acudió a dar su informe en medio de abucheos, pero logró dar su Informe, la manifestación de inconformidad se dio debo a la falsa alternancia que se promulgo luego de su elección como presidente, por lo que en 2006, no le fue posible darlo como era costumbre en la Cámara de diputados, por lo que acudió a entregarlo y se retiró.

Reforma para evadir el mensaje a la nación

Debido a la controversia de sus promesas y la dudosa elección a la que fue sometido, Felipe Calderón fue el primer presidente en entregar su Informe de Gobierno sin dirigir un mensaje a los mexicanos.

Además tres de los secretarios de Gobernación que ocuparon el cargo, tuvieron que presentar el informe ante las autoridades, es decir, el entonces mandatario dejó de asistir a la cita por lo que en 2009 se reformó legislación en la materia para que los presidentes no fueran atacados ni humillados durante la presentación de sus informes de trabajo.