México. El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón quien se encuentra en el ojo del huracán tras la tragedia de la Línea 12 del Metro, ha atravesado por otros escándalos también como jefe de Gobierno capitalino

En 2015, Ebrard desapareció del mapa político, cuando decidió salir del país para presuntamente irse a Francia, en medio de escándalos por presunta corrupción durante su administración en la Ciudad de México.

-Publicidad-

Lo anterior, en el marco de las investigaciones realizadas en su contra, por las irregularidades en la construcción de la Línea 12 del Metro durante su sexenio; incluso se abrió una indagatoria por fraude y lavado de dinero contra las empresas y funcionarios relacionados con los contratos de construcción.

El primero de junio del 2015, Cresencio Morales Ávila, candidato del PRD a una diputación federal por Tláhuac, demandó penalmente a Ebrard por presuntas afectaciones a terrenos ejidatarios y un supuesto incremento indebido del costo original de la obra de 15 a 25 mil millones de pesos.

Asimismo, estuvo relacionado a escándalos inmobiliarios referente a su vivienda, la cual estaba valuada  en casi 33 millones de pesos, pero fue adquirida en tan solo un millón 64 mil pesos, por un amigo de Ebrard, para posteriormente rentarlo.

Al día de hoy, uno de los escándalos corresponde a los señalamientos que lo responsabilizan directamente con el colapso en la Línea 12, el cual dejó a 25 personas muertas y más de 70 lesionadas.

Ante los señalamientos, el canciller expresó su disposición con las autoridades capitalinas para contribuir en las indagatorias, luego de que fungió como jefe de Gobierno de la Ciudad de México durante la construcción de la Línea 12 del Metro que corre de Mixcoac a la estación Tláhuac.

TE PUEDE INTERESAR: Sindicato del Metro denunció a Florencia Serranía por homicidio culposo en la L12

JET