México. Al refereirse a los presuntos vínculos entre empresas farmaceuticas y el superdelegado de Jalisco, Carlos Lomelí,  el presidente Andrés Manuel López Obrador, indicó que se están llevando a cabo las respectivas investigaciones y de resultar culpable, el funcionario recibirá castigo.

A su vez, el mandatario no descartó que la Secretaría de la Función Pública pueda separar de su cargo a Lomelí.

-Publicidad-

Al referirse a la corrupción y a las «lacras de la política», el mandatario aseguró ya no es como el anteriores administraciones, pues la impunidad se terminó, pues incluso «los de mero arriba, ni siquiera pagan impuestos».

López Obrador aseguró que el gobierno se está limpiando y la corrupción no se permitirá a nadie, puesto que se terminó el nepotismo, incluso subrayó que no le preocuparía castigar por corrupción a alguien de su familia y destacó que del único que se hace responsable es de Jesús Ernesto, su hijo menor.

“Si no me importa ni mi familia, ¿qué me van a importar los amigos?”, añadió.

NGF

 

 

Te puede interesar:  Mil 700 mdp ahorrados en antivirales contra VIH: Secretaría de Salud