Para la realización de la posible consulta ciudadana para el juicio a ex presidentes, tema que el presidente Andrés Manuel López Obrador le ha dado gran relevancia, había tres maneras de llevarla a cabo.

Recolección de firmas

La primera, aprobada por la Cámara de Diputados el pasado 2 de septiembre, dictaba que con las firmas del 2 por ciento de los empadronados, alrededor de un millón 800 mil personas, al Instituto Nacional Electoral (INE), para lograr la aprobación.

-Publicidad-

Sin embargo, la fecha de plazo para la recolección de las firmas fue este martes 15 de septiembre, logrando, según los organizadores de la consulta, más de un millón, lo que significa que no juntaron las necesarias.

Petición por parte del Ejecutivo

La segunda metodología para obtener el juicio a ex presidentes es más rápida, basta con que el titular del Ejecutivo solicite, formalmente, al Congreso de la Unión la realización de la consulta, misma que debe de ser aprobada por la Cámara de Diputados y el Senado de la República, en ambas con las dos terceras partes de los legisladores.

Precisamente, en la conferencia matutina de este martes, el presidente López Obrador firmó un escrito para solicitar al Senado la realización de la consulta, aún cuando la recolección de firmas todavía no había concluido.

¿Qué procede?

Ante esto, el líder de Morena en la Cámara Alta y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ricardo Monreal, explicó que el Senado debe turnar la solicitud a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), misma que tendrá 20 días naturales para la resolución y permitir la realización, o no, de la consulta. Posteriormente, tendrá 24 horas para notificar al Senado si el procedimiento continuará. 

“Cuando la solicitud de consulta popular lo hace el Ejecutivo Federal su titular, el presidente de la República, el Senado como cámara de origen debe de turnarlo, de enviarlo de inmediato al Poder Judicial, particularmente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Vamos a iniciar la sustanciación, el presidente de la Mesa Directiva, de acuerdo a sus facultades constitucionales y legales, lo hará; y hoy mismo habremos de turnarlo y de enviarlo a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien dispondrá de 20 días naturales para emitir una solución sobre la constitucionalidad o no, de la consulta y de la pregunta. Después de los 20 días tendrá solo 24 horas para que notifique a la cámara de origen, que es está la de senadores; y pueda iniciar y continuar el procedimiento establecido en la propia ley de referencia. En este momento vamos a ingresar formalmente este documento público para que rinda los efectos legales. Se lo entregó a su presidente y este mismo día habremos de iniciar la substanciación del procedimiento correspondiente”, detalló Monreal.

Decreto a la SCJN

La tercera y última opción, es que el Presidente de la República envíe un decreto a la SCJN para que ésta última valore la iniciativa y delibere respecto a su constitucionalidad.

No obstante, en Morena parece que tienen planes distintos a los establecidos por el presidente López Obrador.

Lo anterior, ya que el vicecoordinador del partido en la Cámara de Diputados, presentó el lunes una iniciativa parlamentaria en la que se ofrece una amnistía a los últimos cinco ex presidentes de México (Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto).

Te puede interesar: Vicecoordinador de Morena propone amnistía para últimos 5 presidentes

Te puede interesar:  Esperan a AMLO con protestas en Tuxpan, Veracruz