México. Este lunes, ocho artistas internos en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte, de la Ciudad de México y cuatro en libertad, que forman parte del colectivo Kolëctiv.feat, dieron un recorrido guiado por la exposición Territorios de la memoria en el Museo de Arte Moderno (MAM).

Cerca de las 10:30 de la mañana los artistas entraron al recinto custodiados por elementos de seguridad del penal, en donde fueron recibidos por la titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Fraustro, así como autoridades del MAM.

Uno de los artistas que pudo asistir a la exposición fue un hombre de 35 años que espera salir en libertad en los próximos días, fue uno de los que pudo ser parte de la exposición que recoge las propuestas y reflexiones de 59 artistas en torno a la sociedad, la política y el medio ambiente a través de géneros como el paisaje y retrato.

En el recorrido de dos horas, los artistas del Reclusorio Preventivo Varonil Norte, pudieron observar obras de Alejandra López-Yasky, David Alfaro Siqueiros, Demián Flores, Alejandro Pintado, Alfonso Mena y Gustavo Aceves, entre otros.

Uno de los artistas en reclusión, mencionó que él junto a sus compañeros han tenido la oportunidad de salir en varias ocasiones para presentar su trabajo, aunque es la primera vez que asisten a un museo como visitantes.

“Me llevo una experiencia que nunca se me va a olvidar, vi muchas obras contemporáneas, vi mucho material, lo que a mí me agrada, obras hechas con materiales reciclados, materiales tan simples con los que se pueden hacer obras de arte”. comentó.

Además, relató que el hecho de involucrarse en el arte desde la reclusión, le ha ayudado a reencontrarse con él mismo, a crecer como persona antes que como artista y que el tiempo pase más rápido.

En entrevista con Notimex, Lulú Sánchez Puig, miembro fundador de Kolëctiv.feat dijo que la idea del colectivo es formar artistas, para que al salir puedan vivir de manera digna de su trabajo, pero ya con un currículum que los respalde. En ese sentido, dio a conocer que en breve contarán con una Casa de Medio Camino dedicada al arte, que va a funcionar bajo cuatro pilares.

“Al salir (de prisión) los chicos vivirían con nosotros alrededor de dos años. La idea es que continúen su formación como artistas, como mejores seres humanos, que tengan un espacio dónde vivir, en el que no los discriminen, y esta casa se va a mantener por una galería de arte real y virtual, una tienda de materiales, un restaurante dedicado a la cultura y al arte, y estamos pensando en la posibilidad de tener un teatro”.

Sánchez Puig dijo que la idea principal era que este sitio se ubicara en Los Pinos; sin embargo, la idea ahora es que se establezca en lo que sería el nuevo Centro Cultural Chapultepec.

MEVS

Te puede interesar:  Se disipa promesa de AMLO de crecimiento económico; Banxico ajusta a la baja