Este jueves se discutirá en Cámara de Diputados una de las propuestas más polémicas del presidente López Obrador: la Ley de Amnistía.

El dictamen será discutido en las comisiones unidas de Justicia y Gobernación; y de ser aprobado, pasaría a discutirse en el pleno la próxima semana.

-Publicidad-

Al respecto, cabe mencionar que la Ley ha sido objeto de amplias discusiones al exterior de la Cámara. Sin embargo, gran parte de los argumentos –tanto a favor como en contra– suelen partir de la exageración o la desinformación

Por eso, en Contrapeso Ciudadano, te explicamos las verdades y los mitos detrás de la Ley de Amnistía 

Ley de Amnistía: ¿Qué es lo que sí propone?

La iniciativa contempla el perdón a ciudadanos procesados o sentenciados por los siguientes delitos:

  • Robo simple o sin violencia; siempre y cuando no exceda un monto de 52 mil pesos y la sentencia sea menor a cuatro años de prisión.
  • Delitos contra la salud; en caso de que los hubiesen cometido personas en situación de pobreza, en extrema vulnerabilidad o con discapacidad permanente. También aplicaría el perdón para quienes hayan sido obligados por la delincuencia organizada o por su cónyuge, concubino, pareja sentimental o algún pariente. Asimismo, aplicaría para consumidores detenidos en posesión de dos veces el máximo permitido de narcóticos para consumo personal, siempre y cuando no se comprueben fines de venta o distribución.
  • Sedición; es decir, el levantamiento contra un gobierno. Aplicaría para activistas políticos siempre y cuando no hayan cometido actos terroristas, secuestros o usado armas de fuego.
  • Delitos cometidos por personas indígenas que no tuvieron acceso a un debido proceso.
  • Interrupción del embarazo. Incluiría tanto a las mujeres que se realizaron el procedimiento como a familiares que las apoyaron o médicos practicantes.

Mitos y mentiras

Algunos críticos de la propuesta aseguran que la iniciativa otorgaría perdón a miembros de la delincuencia organizada. También consideran que sería un “cheque en blanco” para que los delincuentes puedan reincidir; o que quienes roben menos de 52 mil pesos ya no pisarán la cárcel. ¿Qué tan cierto es esto?

  • La Ley de Amnistía no beneficiará a capos del narco ni a miembros de la delincuencia organizada. De hecho, no contempla delitos de alto impacto como homicidio, secuestro, lesiones graves o robo con violencia.
  • Tampoco significará un “cheque en blanco” para delinquir: en caso de ser aprobada, la ley sólo considera los delitos cometidos antes del día su publicación; es decir, ningún infractor podría acogerse a sus beneficios si comete un delito luego de esa fecha.
  • Asimismo, cabe aclarar que la amnistía no aplicaría para reincidentes ni delitos cometidos con arma de fuego o que hayan causado lesiones.

Las contradicciones

Sin embargo, los mitos y exageraciones también incluyen los beneficios que el propio López Obrador asegura que la iniciativa podría tener:

  • Resulta que la la iniciativa es de carácter federal, mientras que los delitos de aborto, robo sencillo y sedición son del fuero común.
  • De hecho, la iniciativa contempla el perdón para personas sentenciadas por tribunales federales. Pero al tratarse de delitos del fuero común, prácticamente no existen personas sentenciadas por dichos delitos a nivel federal.
  • Lo anterior es plausible, sobre todo, en el caso del aborto. De acuerdo con el especialista en temas de seguridad, Alejandro Hope, en México no hay ninguna mujer compurgando una pena federal por el delito de aborto. Ello convierte la amnistía a mujeres encarceladas por aborto en una simulación, pues quienes cumplen condena por ese delito fueron juzgadas en el fuero local y por ende no serán beneficiadas por la ley.

TE PUEDE INTERESAR: El engaño detrás de la Ley de Amnistía

Por ello, cabe retomar la reflexión del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Jan Jarab. Sobre la ley de Amnistía, aseguró que la medida óptima para aliviar las injusticias no es la amnistía; sino la derogación de tipos penales que violan o vulneran derechos humanos, afectando principalmente a personas en situación de pobreza.

Es decir, ¿Por qué no en lugar de otorgar amnistía a las mujeres que abortan, se promueve la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo?