México.- Luego de que el presidente de la República envió a los legisladores de la bancada mayoritaria de Morena, en la Cámara de Diputados, la iniciativa para expedir una ley que permita otorgar amnistía a personas que hayan cometido “cierto tipo de delitos” y para aquellos que puedan ser considerados presos políticos en cualquier parte de la República, cabe preguntarse si realmente se trata de una Ley con el sentido que aparenta porque como muchos otros programas o propuestas de AMLO, puede que sea una vez puro “atole con el dedo”.

La “probadita” de  esta Ley, es más bien algo para mantener tranquila y entretenida a la gente que votó por Andrés Manuel López Obrador pensando en que beneficiaría a muchos con la Ley de Amnistía, pero realmente sería importante señalarles que esta ley excluye al ¡96% de presos en el país! Entre ellos a mujeres que hayan abortado, robo simple y sedición  ( grupo de personas contra un gobierno con el fin de derrocarlo).

Las trampas:

  • Sólo podrá beneficiar a las personas señaladas por participar en delitos contra la salud –según el Inegi, son alrededor de 7 mil 790 individuos los que tienen esta condición
  • Aunque en su redacción incluye delitos del fuero común, en realidad no podrá atenderlos, porque se trata de una ley federal.
  • Se presentó una ley federal, la cual establece delitos que son más bien del fuero común; es ahí donde vemos que la aplicación real que va a tener esta legislación es una operatividad muy acotada.
  • La ley propuesta sólo beneficiaría a personas procesadas en el fuero federal (…) Además, algunos de los delitos mencionados en la iniciativa rara vez se persiguen en el ámbito federal. Por ejemplo, no hay mujeres compurgando una pena federal por el delito de aborto.

Por tales razones, hasta la ONU se dio cuenta de “la situación mañosa” y emitió algunas recomendaciones, así como la misma CNDH,  pidieron extenderla a más población.

Por su parte, el especialista en defensa de Derechos Humanos, Jacobo Dayán, aseguró que la legislación es una buena declaración de principios, solo que no hay una estructura bien definida para implementarlos.

“Esta ley tiene muchísimos problemas, estas personas que fueron obligadas a sembrar drogas, que se pretende liberar, corren un altísimo riesgo de reincorporarse a sus comunidades para ser asesinadas, si esta legislatura la apruebe en esos términos, será responsable de esos crímenes”, afirmó Dayán.

En cuanto a la ONU calificó la iniciativa presidencial de Ley de Amnistía como un paso importante para subsanar injusticias, pero propuso ampliar el beneficio a procesados y sentenciados que hayan sido víctimas de violaciones a sus derechos humanos o al debido proceso.

Te puede interesar:  EZLN, un dolor de cabeza para AMLO

¿Se habrán dado cuenta de la mentira?

MR